|

Olla popular por salarios y reactivación del Centro Gallego

Los empleados del Centro Gallego se manifestaron en las puertas de la institución sanitaria para reclamar por sueldos atrasados, y denunciar el vaciamiento del establecimiento. 

Los trabajadores del Centro de Balvanera, ubicado en la Av. Belgrano y Pasco, consideran que desde 2015, cuando ingresó la intervención de Martín Moyano Barro, no se cumplió con lo compromisos asumidos. “Ellos vinieron para reactivar, para sanear las finanzas, y muy por el contrario lo están vaciando”, destacó la delegada gremial Yolanda Guitián en diálogo con Abran Paso.

Los empleados consideran que por consecuencia de la intervención no se pagan los sueldos. “Nosotros presentamos petitorios al juez subrogante Hernán Lieder (quien lleva adelante la causa del Centro Gallego) denunciando la situación de lo trabajadores, de incumplimiento salarial, de vaciamiento, de cierre de sectores. El edificio tiene cinco pisos, pero sólo uno está habilitado. De 1500 empleados sólo quedamos 700. Los sueldos los se pagan en cuotas de $1000 por semana. Nos adeudan ocho meses. Hay vales discriminatorios, persecución y despidos encubiertos”, agregó Yolanda.

El rol que ocupan los sindicatos tradicionales también fue cuestionado, “Todo es bajo la colaboración del sindicato que dirige el Centro Gallego que viene de la mano de Héctor Daer (integrante del triunvirato de conducción de la CGT) que no hizo nada para solucionar los problemas que lo trabajadores tenemos en la institución; muy por el contrario, colaboró con el vaciamiento, la persecución y con el incumplimiento del pago de salario. Después de este saqueo y este vaciamiento de profesionales y medicamentos, no se entiende cómo no hicieron la denuncia correspondiente y no movilizaron”, manifestó la empleada.

El reclamo principal a las autoridades del el Instituto Nacional de Asociativismo y Economía Social (INAES) y al Juez que lleva la causa es el desplazamiento del interventor del Centro, Martín Moyano Barro.

La medida de protesta consistió en una olla popular en las calles Pasco y Belgrano, como forma de demostración del hambre que padecen por contar sólo con un sueldo de solo $4000 por mes. “No alcanza ni siquiera al salario de indigencia. Queremos saber si es cierto que el Ministerio de Trabajo está otorgando dinero para realizar los despidos encubiertos”, finalizó con preocupación la dirigente sindical.

El Centro Gallego de Buenos Aires, es una organización civil y sanatorio de la comunidad gallega en Buenos Aires inaugurado a principios del 1900, es una de las Instituciones de la colectividad más importantes de esas características en el mundo entero, y de actuación más que centenaria en la Argentina. Dar una respuesta que asegure el pago de sueldos adeudados y su reactivación es lo que esperan todos sus socios y trabajadores.