|

Piden informes sobre el cierre de las dos Callao en Balvanera y otras siete estaciones del subte

Los diputados Claudia Neira y Eugenio Casielles presentaron en la Legislatura Porteña un proyecto para exigir que el Poder Ejecutivo de la Ciudad informe acerca de los criterios y razones utilizados para su justificación.

Los diputados Claudia Neira y Eugenio Casielles presentaron en la Legislatura Porteña un proyecto para exigir que el Poder Ejecutivo de la Ciudad informe acerca de los criterios y razones utilizados para su justificación.

El cierre de otras 7 estaciones del subte se suma a las que ya estaban sin operar. La iniciativa surge tras el anuncio de las nuevas medidas de restricción adoptadas por el Gobierno Porteño, a raíz de un intercambio en redes sociales entre la diputada del Frente de Todos, y el Diputado de Consenso Federal, coautor del proyecto.

En su cuenta personal, Casielles publicó “¿qué sentido tiene el cierre de estaciones de subte para evitar los contagios? La lógica indica que esto genera más concentración de gente en cada estación” y remató cuestionando “¿qué criterio es el que se utiliza? Tengamos sentido común”. Neira, por su parte, manifestó compartir la preocupación, lo que la llevó a la presentación del proyecto.

Aún perteneciendo a diferentes bloques, ambos legisladores han trabajado de manera articulada en torno a varias problemáticas de interés común – muchas de ellas vinculadas a ambiente y espacio público – presentando propuestas legislativas consensuadas, con el objetivo de aunar esfuerzos a la hora de brindar soluciones y respuestas a los desafíos de la pandemia en la Ciudad de Buenos Aires.

En esta oportunidad, ambos legisladores expresaron su disconformidad con la decisión del Jefe de Gobierno Porteño de cerrar nuevas estaciones de subte, al sostener que “si la ciencia y el sentido común nos llevan a priorizar el distanciamiento, evitar la aglomeración y minimizar los contactos entre individuos, esta medida va en contra de todos estos principios”.  Al mismo tiempo señalaron que “los usuarios tienen el derecho de saber cuáles son los criterios que utiliza el Gobierno de la Ciudad para darle lugar a este tipo de restricciones que no parecen ir en dirección de reforzar los cuidados sanitarios”.