|

Poca información y preocupación por la seguridad de lo zona: hablan lo vecinos de la posible torre en San Cristóbal

En la previa del inicio de la audiencia pública por el proyecto de Ley que habilita la construcción de un edificio de 74,6 metros de altura, Abran Paso dialogó con los residentes que viven y trabajan en Jujuy y Alberti. Por Martín Bustamante
Foto. Martín Bustamante.

En la previa del inicio de la audiencia pública por el proyecto de Ley que habilita la construcción de un edificio de 74,6 metros de altura, Abran Paso dialogó con los residentes que viven y trabajan en Jujuy y Alberti. Por Martín Bustamante

La iniciativa inmobiliaria forma parte de un paquete de 11 proyectos urbanísticos consagrados en una Ley que ya recibió aprobación en primera instancia, pero requiere de un nuevo debate en audiencia pública para volver al recinto y recibir sanción definitiva. 

La audiencia es un espacio al que cualquier ciudadano se puede inscribir para hablar. Todas las personas que lo desean pueden escucharlo a través de la cuenta de YouTube de la Legislatura. El evento comenzará mañana a las 13 hs. y continuará el próximo martes. La iniciativa contará con la participación de 10 expositores y 383 personas que se anotaron antes del martes 16 de noviembre.

Más allá de este espacio de participación, Abran Paso recorrió la esquina donde se pretende levantar la torre para observar el terreno y dialogar con vecinos y comerciantes de la zona. “Me gustaría que se haga (el edificio) por un tema de seguridad”, sostiene el propietario de una verdulería ubicada frente al terreno en cuestión. “Los chicos que vienen a vender pañuelos te roban cada dos segundos”, describe. 

Mientras se desarrolla la conversación con el verdulero se refleja un sol que logra una temperatura justa para la tarde. “Desde que sacaron la casa antigua que había antes me pega el sol de frente y no puedo sacar nada a la vereda”, destaca para sumar como argumento a favor de la construcción del edificio. 

Al margen de estas opiniones, el comerciante desconoce el impacto ambiental que podría provocar la construcción. Tampoco tiene información sobre los debates legislativos y las modificaciones a la ley que se están habilitando para desarrollar el emprendimiento. 

“No sabia que era de 70 metros, entendí que se trataba de un complejo importante, pero no de una construcción tan alta”, advierte el encargado de un farmacia, ubicada en la esquina de enfrente. “Trabajando acá me parecía productivo para generar nuevo clientes, pero está medio en las sombras porque es un lugar donde construyen y lo tiran”, agrega.

La preocupación por lograr una zona con más movimiento e iluminación es una contante que se repite en todas las opiniones. Por eso la mayoría de los consultados sostiene posiciones favorables al proyecto inmobiliario, aunque la falta de información es un elemento que no permite atender otra advertencia que tienen los vecinos: el impacto ambiental que pueda generar un emprendimiento de gran altura.