|

Polémica por el Programa Guardianes Escolares

El Ejecutivo porteño envió una propuesta a los vecinos para que se inscriban de forma voluntaria para cuidar a los niños en los horarios de entrada y salida de los colegios. La propuesta no fue bien aceptada por los vecinos de Balvanera.

Esta semana les llegó un e-mail del Gobierno de la Ciudad convocando para que se sumen a la propuesta y generó polémica entre los vecinos del barrio.

El e-mail enviado por el área Participación Ciudadana dice lo siguiente:

“Para que los chicos estén más seguros mientras van y vuelven de la escuela, creamos los Senderos Escolares, donde senderistas, comerciantes y policías están atentos en los horarios de entrada y salida de los colegios para ayudarlos ante cualquier inconveniente.

Y para que estén más protegidos, te proponemos que te sumes voluntariamente como Guardián Escolar a esta iniciativa. Solo tenés que estar presente 1 vez por semana en el Sendero Escolar más cercano a tu casa en la hora de entrada o de salida de las escuelas, o en ambos horarios, según prefieras”

El planteo no tardó en llegar a los foros virtuales de vecinos y provocó rechazo. “Con el despilfarro que hace el Gobierno de CABA en casi todas las áreas, pretenden tener la seguridad gratis ¿el GCBA es una ONG? No se enteran de nada, así nos va” afirmó Gloria, una de las vecinas de Balvanera.

“A mi me da vergüenza. Es que meter a la gente en temas que se tendría que meter el Estado, es decir ‘muchachos no podemos más con esto, háganse cargo’. No me parece, la Policía y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se tienen que encargar de dar seguridad, no me parece que tengan que andar pidiendo voluntarios. Ni siquiera gente preparada, puede ir cualquiera a ofrecerse, no me parece bien esa idea. Están tratando de hacer actos con nombres que suenan mucho, pero se los ve hacer poco” señaló Alberto Aguilera, integrante de la Red de Vecinos Manzana 66,  en diálogo con Abran Paso.

La propuesta no llego por parte de la Comuna, ni del Consejo Consultivo Comunal. Lo que demuestra falta de conocimiento sobre las necesidades que tienen los vecinos.

Se trata de un tema delicado, donde los canales de participación con los vecinos son una herramienta fundamental, pero también es indispensable la responsabilidad del Estado en las intervenciones directas para evitar exponer a los vecinos a diversas situaciones de peligro.