|

Pónganse las pilas

El presidente de la Unión de Consumidores de Argentina (UCA), Fernando Blanco Muiño, cuestionó la falta de audición estatal sobre las inversiones no realizadas por las concesionarias privadas de la electricidad: “No hay planificación y los que terminamos pagando esta ausencia de controles somos los usuarios”.


“Es inentendible el rol del Gobierno en relación al control del plan de inversiones de estas empresas”, señaló el referente de los consumidores en una entrevista realizada por la radio Frecuencia Zero. “No se ha trabajado sobre estas empresas obligándolas, de acuerdo al contrato de concesión, a que cumplan con un plan de inversión que vaya acompañando el crecimiento del consumo que tiene nuestros país”, especificó.
“Es responsabilidad del Estado hacer que las empresas produzcan las inversiones y si no lo hacen revisar la concesión, si corresponde darla de baja y sacar la licitación nuevamente para ese espacio de distribución”, explicó Muiño. También se refirió a la gestión del ministro nacional de Planificación Federal e Inversión Pública y Servicios, Julio de Vido, de quien dijo que “ha hecho un buen trabajo en el mercado de la generación de energía eléctrica, pero se ha quedado coroto en el de la distribuciónque está concesionada a empresas privadas como Edesur y Edenor, que desde hace años vienen sin invertir y están atadas con alambre”.
“Tenemos energía eléctrica, de hecho en el transcurso de 2014 se van a inaugurar obras que van a brindar 3200 megavatios más, lo cual nos da mucha comodidad en ese sentido”, argumentó el presidente de la UCA para respaldar su caracterización del funcionario nacional.
Sobre lo sobrepasadas que están las empresas a la hora de los cortes, Muiño explicó que “los sistemas colapsan al recibir cientos de miles de reclamos en un momento determinado y, además de no tener ninguna respuesta para ofrecer, es tal el nivel de precariedad de las distribuidoras, que en muchos casos no tienen los insumos para producir los arreglos”.
“La ganancia de las empresas en la época de la convertibilidad ha sido enorme: cobraban en uno a uno y remesaban sus ganancias en dólares a sus casa matrices. Es falaz el argumento de las distribuidoras que dicen que no pueden invertir en la actualidad porque hay atraso tarifario”, manifestó el referente en el programa Contragolpe.“Los usuarios pagamos una tarifa subsidiado y el resto lo pone el Estado, y eso llega. Nos gustaría saber qué hacen con esos fondos”, agregó.
“El año pasado, ante la falta de inversión, se creó un fideicomiso especial que viene discriminado en la facturación, en donde todos los usuarios estamos poniendo plata para hacer las cosas que ellos no hicieron”, criticó el especialista en defensa a los consumidores.
“En verano porque hace calor, en invierno porque hace frío, pero siempre tenemos estos colapsos y la gente es la que queda en el medio.Si a nosotros nos avisaran previamente que va a haber cortes, podríamos organizarnos mejor”, concluyó Muiño.