|

Por el paro, no habrá ni transporte ni cajeros

Este jueves, la CGT Azopardo y Azul y Blanca realizarán un paro nacional en reclamo contra el Gobierno nacional por el aumento de salarios, la reapertura de las paritarias y los aumentos de precios. No habrá transporte público, vuelos, ni recolección de residuos. De todos modos, el gremio de los Metrodelegados (subtes) anunció que se presentarán a trabajar.
También parará una porción de los docentes, no funcionarán los puertos, ni tendrán actividad los recibidores de granos ni los canillitas, todos gremios que adhieren al reclamo de la Central General de Trabajadores.
Según explicó Hugo Moyano, titular de la CGT opositora, se espera que la medida de fuerza que hará en conjunto con el titular del gremio de gastronómicos, Luis Barrionuevo, tenga un gran impacto y cuente con un gran número de huelguistas.
De todos modos, el jueves no habrá una masiva movilización, ni actos en la Plaza de Mayo, frente a la Casa de Gobierno, como sí ocurrió en otras oportunidades desde que el jefe de los camioneros rompió con el Gobierno hace más de dos años.
No funcionará el transporte público de trenes y colectivos en el ámbito metropolitano. El subte se verá afectado sólo en la línea B, que para en disidencia con la mayoría de los metrodelegados. El gremio ferroviario La Fraternidad, de Omar Maturano, y la disidencia de la UF capitaneada por Rubén Sobrero también paralizarán las actividades.
Por otra parte tampoco habrá vuelos, ya que se espera la adhesión de la Asociación del Personal Técnico Aeronáutico (APTA), los técnicos aeronáuticos, los despachantes de aeronaves y controladores de tránsito aéreo de Aerolíneas, Austral, LAN Argentina, Sol y Andes; así como también los tripulantes de cabina de LAN Argentina, Sol y Andes. “Es muy probable que el jueves no haya vuelos”, dijo el titular de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde. Ricardo Cirielli, representante de los trabajadores de Aerolíneas, lo confirmó la semana pasada.
El sindicato UTA, pese a estar alineado bajo la CGT oficialista de Antonio Caló, se plegó también al paro, por lo cual no habrá circulación de colectivos urbanos, de corta, mediana y larga distancia.
De todos modos, el titular de los Metrodelegados, Roberto Pianelli, confirmó que no adherirán a la protesta convocada por la CGT y los gremios opositores al Gobierno. “No estamos contenidos en las propuestas del paro, los que convocan al paro juegan a una interna partidaria”, afirmó.
tras un largo debate en las asambleas de los trabajadores decidieron que no se plegarán al paro nacional convocado para el jueves 10 de abril por las centrales sindicales opositoras al Gobierno Nacional (CGT de Hugo Moyano, CGT Azul y Blanca de Luis Barrionuevo y CTA de Pablo Micheli).
Por otra parte, Pianelli insistió en las intenciones que tienen desde Metrodelegados en garantizar el servicio, aunque el gremio de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), que nuclea a una porción de los trabajadores del subte, se haya sumado a la medida de fuerza y pretende garantizar la paralización del servicio.
“Es la voluntad de los trabajadores, hay mafiosos como (el vocero de la UTA, Mario) Calegari que nos manda patotas al subte para que no trabajemos o sí trabajemos”, denunció Pianelli. “Mañana habrá patotas que no nos dejaran trabajar con la complicidad de la empresa (Metrovías)”, dijo
El gremio docente Ademys (docentes) anunció que no dictará clases ni en las escuelas de la Ciudad ni en la Provincia.
La medida también afectará a la provisión de cajeros, los judiciales (Julio Piumato), los panaderos (Abel Frutos) así como los trabajadores de la carne y los rurales, liderados por Gerónimo Venegas.
Los empleados municipales de la Capital Federal y de otras 700 comunas del país en las que tiene influencia el sindicato ATE también se sumarán al paro.