|

Radiografía de una Ciudad muy desigual

Propietarios e inquilinos, ricos y pobres, cuentapropistas y asalariados, jóvenes y viejos. La publicación de los datos reunidos en la Encuesta Anual de Hogares 2014 permiten describir en forma exhaustiva a los porteños y ver los contrastes que anidan en La Reina del Plata. A continuación, los números. 

La Encuesta Anual de Hogares 2014 es una puerta privilegiada a un cúmulo de datos que describen nuestra Ciudad y sus habitantes, y a su vez permite conocer su evolución, ya que se pueden comparar cifras e indicadores desde 2006, cuando se unificó el criterio de la encuesta. También hay cifras desde 2002, por lo que el plazo puede ser aún mayor (ver De qué se…).

En ese sentido, el primer dato llamativo es que, mientras el país crece, la Ciudad se achica. Mientras en 2010 la Ciudad tenía 2.890.151 habitantes, contra 36.730.700 del resto del país urbano, cuatro años después Buenos Aires tiene 2.980.900 personas y el resto de los centros urbanos suman 38.441.400.

Alquilar es lo único que se puede

Mientras que en 2003 el 64,4% de los porteños era propietario y el 23,9% inquilinos, en 2014 el porcentaje descendió considerablemente: sólo el 54,7% son propietarios y el 32% restante, inquilinos (32%). Es decir que, en la última década, la tasa de inquilinos aumentó 10 puntos.

En la ciudad, el 20,6% de las viviendas son casas y 74,7% son departamentos, pero hay barrios como Palermo donde 96% son departamentos, cuando doce años atrás las casas alcanzaban el 11,15%. En el sur, las casas llegan a un 45,5% y los departamentos alcanzan el 50,8% restante.

La Comuna 1, que  abarca los barrios de Retiro, San Nicolás, Montserrat, Constitución, San telmo y Puerto Madero, tiene una particularidad digna de ser destacada: un 14,7% de viviendas entran en la poco descriptiva categoría de “otros”. Que se esconde detrás de ese mote? Los inquilinatos o conventillos, piezas de hotel o pensiones, construcciones no destinadas a viviendas, ranchos y casillas.

Apretados

Alquilando o no, en casa o departamento, un dato llamativo corresponde a la densidad de población por ambiente. En ese sentido, un 50% de los hogares tiene más de un ambiente por persona, un 39.5% dos personas por ambiente, y en el 10 por ciento de los hogares viven dos, tres o más personas por cuarto. En el Sur, reforzando esta grieta histórica, un tercio de la población vive de a dos personas por ambiente y hasta el 5 % de la población comparte un ambiente entre 3 o más personas.

Nacido no, criado sí

La Encuesta 2014 muestra que el 62,1% de la población nació en la ciudad de Buenos Aires. Es decir que solo 6 de cada 10 son porteños porteños. En cambio, el 25,8% proviene del resto del país y el 12,1% son extranjeros (6,8% de países limítrofes, y 5,3% de países no limítrofes).

Rodeados de viejos vinagres
La Ciudad posee un podio poco festejado: tiene la tasa de maternidad más baja del país con apenas un 1.9%.
Norte sigue siendo sinónimo de rico
Pese a la intención, al menos verbal de achicar diferencias entre norte y sur de la Ciudad, los datos son lapidarios: el último dato relevado en 2014 indica que en el norte el ingreso promedio era de $ 10.812, el centro descendía a $ 8.447 y el sur aún más a 6.666 pesos.
Siempre es mejor ser jefe
A la vez, el cuadro de empleados versus empleadores muestra un promedio para la ciudad con la enorme diferencia de de 8.777 pesos para los empleados contra 17.888 de los empleadores o patrones.
lA su vez, otra dato interesante que se desprende dela análisis ocupacional observa que los asalariados tienen un promedio de ingresos 20% superior a los cuentapropistas
Más viejos, menos propietarios, más solteros y más monotributistas. La encuesta, implacable, lanza números despiadadamente. Detrás, como dice Serrat, está la gente.

 

¿De qué se trata esta encuesta?
La Encuesta anual de Hogares es una encuesta que realiza la Dirección General de Estadísticas y Censos de la Ciudad desde el año 2002 y busca, a través de un operativo por muestreo que involucra un número importante de viviendas particulares distribuidas en el territorio de la Ciudad, tener un muestreo fehaciente que represente la totalidad de la Ciudad y de cada una de sus Comunas. De esta forma, se propone recabar datos para conocer y analizar la situación socioeconómica y demográfica de la población y de los hogares y de la educación, la salud y el mercado de trabajo de la población de la Ciudad de Buenos Aires. “Conocer el estado y la dinámica demográficos de la población es necesario para el diseño informado de la gestión y de la política pública” aseguran desde la DGEyC.