|

Reclamos por los cortes de luz reiterados. Vecinos al Ministerio de Planificación

 

Con la participación de una gran cantidad de vecinos procedentes de diferentes puntos de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y del Conurbano Bonaerense; en una plaza totalmente vallada y con un despliegue policial desproporcionado y provocador, los vecinos convocados dieron un primer gran paso que promete mucho.

 

Cansados, preocupados y hartos de padecer numerosos cortes de luz, expresando su malestar ante las constantes fallas del suministro eléctrico y por las complicaciones a la hora de comunicarse con las empresas para formular los reclamos, los vecinos se autoconvocaron a través de las redes sociales, para marchar desde Plaza de Mayo al Ministerio de Planificación.

Organizados y dispuestos a ser escuchados en sus reclamos por los cortes de luz reiterados que les ocasionan grandes pérdidas, marcharon al Ministerio. Fueron recibidos por un funcionario de tercera línea, Marcelo Montero, quien les prometió una reunión de los vecinos con el ministro Julio De Vido, pero muy poco pudo hacer frente a las demandas de los presentes de dar soluciones concretas y permanentes a la crisis energética que sufre el área Metropolitana de Buenos Aires.

Adolfo Buzzo Pipet uno de los organizadores de la protesta, en representación de los vecinos reunidos en la Asamblea de Vecinos por la Luz,  declaró que no esperaban mucho más de un Gobierno que viene protegiendo el despilfarro y los malos manejos de Edesur y Edenor; disfrazando de mega obras y grandes inversiones;  lo que en realidad son más de 10 años de desidia y desinversión; sin importarles que miles de argentinos vivan padeciendo una servicio totalmente colapsado que necesita de una modernización planificada, urgente y extendida.

El balance que realizan desde la Asamblea de Vecinos por la Luz es muy positivo, han dado un primer gran paso en lo que hace a la organización de un reclamo colectivo. Son conscientes de que falta mucho, pero siguen avanzando en la organización de la comunidad y en la masificación de la demanda, rompiendo así con el aislamiento y saliendo a la calle a luchar por lo que les  corresponde.
Los cortes de luz continúan, y los vecinos no se van a detener hasta que encuentren soluciones concretas y efectivas para todos los ciudadanos de la Ciudad de Buenos Aires y el Conurbano Bonaerense.