|

Refuerzo en la atención del dengue: Unidades febriles en hospitales públicos

Ante el aumento de consultas por casos probables de dengue, la Ciudad tomó medidas significativas para enfrentar la situación. Por Martín Bustamante.

Se habilitaron Unidades Febriles en 18 hospitales públicos, destinadas exclusivamente para atender a pacientes con sospecha de dengue y casos confirmados. Estos circuitos cuentan con protocolos de atención específicos, permitiendo así que la guardia pueda continuar atendiendo otras patologías habituales.

El protocolo establecido consta de cuatro pasos clave. Al llegar a la unidad de atención, los pacientes son admitidos y registrados. Posteriormente, son dirigidos a una sala de espera donde médicos y enfermeros realizan un examen clínico detallado, brindando además hidratación local cuando es necesario, dado que prevenir la deshidratación es crucial en estos casos.

Luego, se llevan a cabo estudios de laboratorio, incluyendo la extracción de sangre para analizar los niveles de plaquetas y diagnosticar la gravedad de la enfermedad. Finalmente, se realiza una reevaluación dentro de las 48 horas posteriores.

Medidas de Prevención

Ante el aumento de casos de dengue en el Área Metropolitana, la Ciudad insta a los vecinos a reforzar al máximo las medidas de prevención. El mosquito Aedes Aegypti, transmisor del dengue, se reproduce en entornos cercanos a los hogares y lugares de trabajo, por lo que la eliminación de criaderos es esencial. Algunas medidas clave incluyen:

  • Dar vuelta botellas o baldes para evitar la acumulación de agua.
  • Limpiar y cambiar diariamente el agua de recipientes como floreros y bebederos de animales.
  • Tapar recipientes utilizados para recolectar agua.
  • Colocar mosquiteros en aberturas y utilizar repelentes frecuentemente.
  • Utilizar ropa clara que cubra brazos y piernas durante actividades al aire libre.

Síntomas y Recomendaciones:

Los síntomas generales del dengue incluyen fiebre, sarpullido, malestar general, entre otros. Es importante prestar atención a las señales de alarma como sangrado, dolor abdominal intenso y somnolencia, y buscar atención médica de inmediato. No automedicarse, mantenerse hidratado y consultar a un médico son pasos cruciales en el manejo del dengue.

En tiempos de aumento de casos de dengue, la prevención y la atención adecuada son fundamentales para combatir la propagación de la enfermedad y proteger la salud de la comunidad.