|

Se viene cuarta edición de Distrito Once – Circuito de Arte: “Buscamos armar una comunidad de artistas del barrio”

Este sábado 4 de diciembre entre las 17 y 21 nueve espacios artísticos de la zona abrirán sus puertas para ofrecer actividades a la comunidad. Por Juan Manuel Castro

Este sábado 4 de diciembre entre las 17 y 21 nueve espacios artísticos de la zona abrirán sus puertas para ofrecer actividades a la comunidad. Por Juan Manuel Castro

Este sábado 4 de diciembre entre las 17 y las 21 se celebrará la cuarta edición de Distrito Once – Circuito de Arte por el cual varios espacios de arte y atelieres abrirán sus puertas para montar exhibiciones, realizar actividades especiales y estar en contacto con vecinos y público en general.

Distrito Once es un proyecto coordinado por el artista visual Gastón Silveira y la ilustradora Josefina Madariaga.

Participarán estos nueve espacios: Taller La Oficina (Pasteur 267); Espacio Pájaros (Billinghurst 337); Salón de Rechazados (Larrea y Perón, Sarmiento y Paso); Taller Confluencias (Billinghurst 226); Una Obra Un Artista (Bustamante y Humahuaca); Espacio Belgrado (Belgrano 2915); Club Artista Defensores de Almagro (Bustamante 714); Espacio Ortiba (Bustamante 647); San Luis Arte y Oficios (San Luis 2541). 

Además, habrá varias propuestas en el espacio público. Por ejemplo, a las 17.30 la artista Valeria Zabala realizará una performance en la Plaza Manzana 66 de Belgrano y Jujuy. 

En diálogo con Abran Paso, Josefina Madariaga contó sobre los orígenes de este proyecto, nacido en 2019: “Surgió de cruzarnos en las calles con artistas, colegas, conocidos. Le dije a un amigo y así pasó de boca en boca para ver cuántos éramos cerca. Empezamos a juntarnos”. 

De este modo, se contactó con Gastón Silveira, quien en ese entonces estaba en Panal 361, un espacio cultural y residencia de artistas que se ubicaba en Jean Jaurés, casi Valentín Gómez.

“Decidimos ir a recorrer y buscar. Nos enteramos que había mucho alrededor. Así fue la primera convocatoria: nos juntamos y decidimos replicar lo que pasa en La Paternal y Chacarita y armar una comunidad de artistas del barrio”, añade.

Se refiere a los eventos La Gran Paternal que –según sus impulsores- consiste en jornadas de “estudios abiertos y acciones en las veredas, cruce de artistas de espacios diversos desarrollando proyectos en común de sitio específico”. La octava edición de LGP se celebró entre el 27 y 28 de noviembre de este año.

Lo mismo ocurre con el evento Se Agrandó Chacarita (Sach), cuya quinta edición se festejó el 20 y 21 de noviembre de este año e incluyó también actividades en talleres abiertos y propuestas en espacios públicos. En esta ocasión también hubo movidas en el vecino barrio de Parque Chas, mostrando el crecimiento del proyecto.

Año a año, edición a edición, la propuesta de Once crece en todos los sentidos. “Por suerte, siguen apareciendo nuevos artistas y espacios. Para el año que viene planeamos hacer tres ediciones porque no nos dan los tiempos en un solo día”, celebra Josefina.

Asimismo, la artista señala que desde los comienzos de Distrito Once hubo una búsqueda identitaria sobre el territorio en el cual se ubican los espacios de arte participantes: “La idea siempre fue hacer algo que de alguna manera muestre la identidad del barrio. La idea es trabajar en equipo y armar algo especial. Intercambiar entre quienes estamos”.

Para ello, pone de ejemplo que en esta edición ella no abrirá su propio taller, sino que irá a realizar actividades en Belgrado: “Vamos a ser como 10 artistas haciendo talleres y propuestas e incluso varios artistas van a salir a las calles, van a hacer movidas en la Plaza Manzana 66 que está frente a Belgrado. Son el tipo de convocatorias de intercambio que nos gustan”.

Sobre la motivación para llevar adelante un evento de este tipo, con toda la logística que conlleva, Josefina señala: “En estos eventos pasan muchas cosas. Es una necesidad de los artistas juntarse, unirse, armar de manera autogestiva. Se trata de apoyarnos entre nosotros. Es que del intercambio surjan cosas maravillosas. Estamos felices cuando nos unimos y salen cosas”.

Asimismo, la artista señala que los vecinos son parte fundamental: “Nos encanta que estén, que haya gente que descubra los talleres que hay cerca de su casa, que participen, que pasen por la vereda a mirar. Ese intercambio es buenísimo”.

“Esta es una movida para todos y entre todos, de manera grupal. Es hermoso que la gente intenta ir a todos los espacios de cada edición, es así como al final terminás conociendo mucha gente nueva”, celebra al respecto.

Desde su punto de vista, se trata de una “especie de empuje grupal”, cuyo objetivo es “armar y consolidar una comunidad”, referenciada en la identidad del barrio y también en la de los artistas que se llevan adelante los espacios artísticos y atelieres locales.

Sobre el evento del sábado, asegura: “Las expectativas son buenísimas, hay más ganas de salir, más necesidad de hacer, de comunicarse de compartir de estar con más artistas. Cuando llegás al encuentro ves que se modifica tu manera de ver las cosas, eso alimenta mucho desde lo personal y desde lo comunitario”.

“Sentimos que con Distrito Once queremos avanzar, que crezca en cantidad de artistas y espacios. Que sea algo con mayor visibilidad por todo lo que tiene para ofrecer”, concluye Josefina.

Para concluir, Josefina evoca que en estos tiempos pandémicos muchos espacios culturales de Abasto, Almagro, Balvanera y alrededores han debido cerrar sus puertas ante la imposibilidad de continuar con actividades virtuales o simplemente tener que estar de puertas cerradas.

Ella cita el caso de MoPa (Paso 493, tercer piso) y Panal 361. A esto se suman otras experiencias como Casa Indómita (Agüero 892) o Centro Ciudad de Buenos Aires (Tucumán y Agüero). En este sentido, es que destaca el valor de la unión y la sinergia entre espacios culturales de la zona.