|

Sesión picante y derogación

En una sesión signada por cruces fuertes entre diputados de diversos bloques, la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires derogó ayer la Ley que establecía la creación de un Consejo de la Propiedad Horizontal que regulaba la actividad de los consorcios porteños.

Cómo ya había adelantado Abran Paso el seis de julio, el Parlamento porteño derogó este jueves la ley aprobada el 3 de diciembre del año pasado, antes del recambio parlamentario.

El primero en tomar la palabra fue el legislador del Partido Socialista Hernán Arce, “La ley establecía que los administradores de consocio tenían que aportar para que funcione este nuevo Consejo y eso se iba a trasladar a las expensas. Además se iba a monopolizar la actividad porque los pequeños administradores no iban a poder afrontar los nuevos costos. Por otro lado está ley fue otra delegación de facultades a privados porque se delegaba el control y la sanción a este Consejo”

Más tarde tomó la palabra Marcelo Ramal del Frente de Izquierda para enunciar su interpretación sobre las razones del cambio de opinión de los diputados, “La sesión en la cuál se aprobó esta ley fue una de esas en las cuales se cambian leyes por prebendas. Esto se cae por el repudio de los vecinos y porque alguno de los partidos que fueron parte de esos pactos están debilitados y ya no pueden sostener esos pactos”. También se refirió a los encargados de edificio, “Defendemos su derecho a percibir un salario de acuerdo a la canasta familiar, pero no confundimos esto, con la defensa de un aparato sindical que se transforma en una corporación empresarial”

En un discurso encendido el diputado Javier Gentilini del Frente Renovador se refirió a los argumentos de Arce, “La ley no obliga a trasladar los costos del administrador a las expensas, además esta cuestión está regulada por una ley nacional que no es de nuestra incumbencia”

Gustavo Vera afirmó enfático mientras los vecinos presentes lo acompañaban con aplausos: “Sólo uno de los bloques que votó esta ley hizo algún tipo de autocrítica, por lo tanto me parece que la cuestión se agrava. ¿Ustedes se dan cuenta que salvo el diputado Arce y quien les habla todos levantaron la mano? Y ahora todos tienen claro que hay que derogar esta ley. Esto se hizo 7 días antes de que venzan los mandatos de 30 legisladores cuando hay un festival de toma y daca. Se votaron veinticinco leyes en una sesión maratónica a cambio del reparto de cargos y se prohibió el debate. Lo mínimo que tienen que hacer es agradecer a los vecinos y no ponerse a dar cátedra cuando levantan la mano”.

Daniel Del Sol fue el encargado de hablar en nombre del bloque del PRO, “La ley se había sancionado con cincuenta y ocho votos, por eso entendimos que la mejor herramienta era la modificación, pero a la gente la pareció que esto no era lo que estaba reclamando. Esta ley se deroga porque el Jefe de Gobierno va a los barrios y los vecinos le hicieron el reclamo”

Por último el legislador del Frente Para la Victoria fue el encargado de responder a las críticas. Cuestionado por los gritos de los vecinos presentes, el diputado comenzó con una crítica al Frente de Izquierda, “Me llama la atención el ropaje vecinalista que se ponen en este recinto algunos que salen para afuera a hablar en nombre del proletariado internacional, también es extraño la preocupación que algunos tienen en relación a la participación de los trabajadores más allá de los límites que el propio sistema les asigna. Cuando un sindicato establece un esfuerzo para hacer una universidad lo llamamos corporación”

Luego respondió las afirmaciones de Vera, “No existen pactos sobre este tema, yo voté a conciencia la ley del diputado Muñoz que hoy está en la Defensora del Pueblo trabajando por los problemas de los inquilinos. Esta ley era para demostrar que el salario de los trabajadores no es lo que define el problema de las expensas”

La derogación de la Ley 5464 se resolvió mediante una votación unánime, sin embargo como quedó de manifiesto, los diputados no ahorraron palabras a la hora de acusar a sus colegas en cuanto a las actitudes tomadas en el recorrido del proyecto.

La actividad de la Legislatura parece haber salido de la agenda mediática luego del triunfo de Cambiemos en las elecciones presidenciales. Sin embargo se aprobaron proyectos de gran relevancia para los habitantes de la Ciudad de Buenos Aires. Uno de ellos fue la creación de la agencia de bienes, hecho que recibió el rechazo de la totalidad de los participantes en la Audiencia Pública convocada por el propio parlamento. De todas formas la mayoría de los legisladores decidieron avanzar con la aprobación del proyecto. Esta vez ocurrió lo contrario, la opinión de los vecinos determinó que sus representantes respondan a sus demandas. Comparar cómo ocurrieron las cosas en ambos momentos será una de las tareas necesarias para los ciudadanos, si es que pretenden que sus inquietudes finalmente sean escuchadas.