|

Sin clases el lunes en las escuelas porteñas

El lunes 31 de julio los docentes porteños nucleados en Ademys no comenzarán las clases y se movilizaran al Ministerio de Educación. La concentración es a las 11hs en el Cabildo para luego marcha a la cartera educativa. 

Este paro docente es un decisión que el sindicato docente Ademys tomó luego de una asamblea que realizó el 11 de julio, antes del receso escolar, atendiendo según manifestaciones de su Secretario General, Jorge Adaro, a que el gobierno luego de cuatro meses de silencio y sin convocar a la mesa salarial decidió hacer una convocatoria para el día 13 de julio y realizar una nueva propuesta salarial que fue rechazada por insuficiente.

El ofrecimiento fue del 21,5%, que si bien mejoró en menos del 2%, con ese porcentaje el salario docente en la Ciudad queda consolidado por debajo de la línea de pobreza, por lo tanto consideran que es una oferta poco seria y exigen que el gobierno vuelva a convocar a los gremios y que no espere otros cuatro meses.

Ademys considera que la Ciudad es la jurisdicción más rica del país y que tiene dinero suficiente para hacer una propuesta superadora.

La ministra Soledad Acuña manifestó públicamente que un maestro gana 28.000 pesos, pero los docentes opinan que en la propuesta salarial no aparece esa oferta y en sus recibos menos. Desde el 1 de agosto de 2017 el cargo testigo Maestro de grado Jornada Simple es de $ 11.991.75

Jorge Adaro señaló: “Con la última oferta el gobierno mantiene nuestro salario por debajo de la línea de pobreza y muy lejos de la canasta básica que exigimos desde marzo. Además nos ofrecen un bono en negro. Esto es totalmente insultante comparado a los aumentos en tarifas, inflación y la devaluación del peso. El gobierno prioriza el pago de la deuda externa en vez de poner la plata en salud y educación. Hacemos responsables a (Rodríguez) Larreta y Acuña del no inicio de clases”.

Asimismo Ademys denuncia que el gobierno tampoco dio respuesta al reclamo contra el traspaso de curriculares a la Gerencia Operativa de Lenguas Extranjeras. Adaro remarcó: “el gobierno rechazó el reclamo de los docentes de idiomas basándose en una ´decisión política´ lo que buscan es precarizar nuestro trabajo y fragmentar el sistema educativo, no lo vamos a permitir”.

El paro y la movilización al Ministerio de Educación de la Ciudad tiene como propósito exigir que la ministra Soledad Acuña vuelva a llamar a una nueva mesa salarial y en las puertas del ministerio harán una nueva asamblea donde se pondrá en consideración de todos los docentes cual es la situación y que acciones van  a tomar para lograr una propuesta salarial que pueda ser considerada razonable.