|

Avanza la combinación de vacunas contra el COVID 19

Con la circulación de la variante Delta en el territorio nacional, la Ciudad habilitó el empadronamiento para quienes hayan recibido la Sputnik y quieran aplicarse la segunda dosis combinada. Por Ximena González y Martín Bustamante
Foto. GCBA

Con la circulación de la variante Delta en el territorio nacional, la Ciudad habilitó el empadronamiento para quienes hayan recibido la Sputnik V y quieran aplicarse la segunda dosis combinada. Por Ximena González y Martín Bustamante

La nueva variante del coronavirus ya contagió a varias personas en el país y la preocupación surge de la facilidad de transmisión que mostró. En este contexto, y con el objetivo de completar más rápidamente la inmunización de los grupos de riesgo que todavía no recibieron el segundo componente, el Gobierno porteño abrió la posibilidad de tocarlo con la Moderna o la AstraZeneca.

Quienes cumplieron el periodo de intervalo mínimo después de la primera inoculación (tres meses), recibieron un mensaje para expresar su voluntad de aplicarse una vacuna diferente. Y el viernes pasado comenzó el suministro. Quienes no deseen la combinación pueden esperar y serán contactados nuevamente cuando llegue más cargamento de la inyección rusa.

El doctor Jorge Jeffner, bioquímico e investigador del CONICET, le explicó a Martín Bustamante para IP Noticias la importancia de completar los esquemas: “Nos encontramos con un plan de inmunización que ha avanzado mucho. Pero para protegernos con una eficacia importante, es decir un 80% o superior, necesitamos cuadros completos. Necesitamos dos dosis y en la Argentina, tanto con Oxford Astrazeneca como con Sputnik, se ha dilatado la administración”.

A la vez que agregó: “La estrategia que fue correcta, pero en el nuevo escenario de la circulación de la variante Delta hay que acelerar mucho los plazos y tratar que en las próximas semanas, por lo menos todos los mayores de 40 años tengan acceso al segundo componente o bien a un sistema homólogo de vacunación, combinando vacunas, que está teniendo muy buenos resultados en distintos lugares del mundo”.

La decisión de avanzar con los esquemas cruzados fue tomada por el Ministerio de Salud de la Nación en base a los estudios que comenzaron en la Ciudad y después se replicaron en otras 4 jurisdicciones. Las investigaciones mostraron que utilizar inmunizaciones de AstraZeneca y Moderna como segundas dosis de la Sputnik-V es seguro, ya que no aumenta la presencia de efectos adversos, y permite alcanzar un nivel similar de anticuerpos frente al coronavirus, respecto al sistema original. 

En cuanto a la nueva variante, Jeffner aseguró que la circulación comunitaria existe y es inevitable, a la vez que expresó que debería haberse tomado el modelo de actuación de diversos países europeos, que establecieron el aislamiento obligatorio por 10 días para todo aquel que ingresara del exterior, Sin embargo, resaltó: “Creo que más allá de estos errores, se controló bastante el acceso a Ezeiza y eso redundó en un atraso de la llegada de la Delta, que nos permitió avanzar en el programa de vacunación”, y concluyó: “Hablamos de que en Argentina da cuenta de 350.000 o 400.000 inoculaciones por día, es muy bueno. Pero nos queda esta asignatura pendiente: completar el esquema para los mayores”.