|

Buenos Vecinos BA se manifestó frente a la Comisaría 3A

La agrupación convocó a los ciudadanos a protestar por la falta de policías y de comisario en la delegación de Balvanera y la ausencia de respuestas a sus demandas por seguridad. Por Ximena González.

La organización Buenos Vecinos BA llamó a una manifestación, para hoy a las 12, frente a las puertas de la Jefatura 3A (Lavalle 2600, Comuna 3), como parte de una serie de marchas que iniciaron en el Ministerio Público Fiscal para instar a que los policías y funcionarios “comiencen a hacer su tarea de prevención y represión del delito”, según le aseguró a este medio Gloria Llópiz Ortíz, presidenta de la agrupación.

La protesta de hoy fue específicamente en el cuartel de Balvanera ya que denuncian que todavía no asumió el nuevo comisario luego de la salida de Adrián Rosa, que no les atienden los teléfonos desde hace una semana, que ya no mandan patrulleros cuando se los llama y que no hay oficiales de parada en el barrio más neurálgico de la Ciudad.

“Lamentamos no poder personalizar esta misiva. Si bien existe, en los partes oficiales compartidos, el nombre del nuevo titular de la dependencia, a los fines prácticos, este oficial no se ha presentado aún a cumplir su función. Lamentamos que la 3A permanezca sin comisario a pesar de las graves problemáticas de seguridad que padecemos los vecinos. Esto nos hace pensar que cuidar nuestra vida y luchar contra los criminales no es prioridad del estado porteño”, comienza la carta que dejaron en el establecimiento.

Al respecto, Gloria explicó: “Estamos muy preocupados porque esto no es nuevo, ya desde diciembre es como que no tenemos a alguien en el puesto porque Rosa estaba en retirada y había una especie de descontrol en las calles. Hace meses que no tenemos policías de parada en Balvanera, en las zonas donde están los corredores narco, la Plaza Miserere, Bartolomé Mitre y Jean Jaures, donde hay robo, arrebato, distribución de paco y de cocaína las 24 horas. Vemos el deterioro en la seguridad de nuestro barrio desde hace rato. Y nos parece tremendo. Y ni siquiera nos atienden el teléfono”, añadió.

En esta línea, en la carta expresan que desde hace varios años la ONG viene denunciando en los encuentros de Comisarías Cercanas las problemáticas de las calles, el narcotráfico con todos sus corredores de distribución, la ocupación de las veredas y la explotación de migrantes por parte de asociaciones ilícitas. Estos hechos “tienen como testigos y víctimas a los vecinos, a las cámaras del centro de Monitoreo Urbano y a oficiales y demás funcionarios del Gobierno de la Ciudad, cada día”, aseguran.

También sostienen que son nueve las cuadras de Once en la que crímenes suceden frente a la presencia de habitantes y comerciantes, tales como la explotación del espacio público por parte de “mafias que trafican mercadería de marcas apócrifas y someten a extranjeros -muchos indocumentados- usándolos en el rol de manteros para la comercialización de los productos”.

A esto se le suma la situación de la manzana de Bartolomé Mitre y Jean Jaures donde hay un asentamiento cartonero, que además de ser un foco insalubre con riesgo de incendio y derrumbe, es un antro en el que se refugian delincuentes y comercializadores de paco, que le roban a los transeúntes. “Hay grabados cientos de testimonios de víctimas. Hay asentadas docenas de denuncias. Hay un pedido de ayuda a la Defensoría del Pueblo solicitando una evaluación de la situación del espacio y las personas que permanecen allí. No hay una sola acción del Estado porteño para hacer cesar este desmadre”, manifiesta el escrito presentado en el cuartel.

Asimismo, denuncia: “No son hechos aislados, son faltas y contravenciones perpetradas en nuestro barrio los 365 días del año, sin una reacción por parte de la fuerza de seguridad porteña y las fiscalías que dependen del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad. Es ahí cuando hablamos de complicidad y connivencia de parte de los encargados de control y de los policías, auxiliares de la justicia. Con enorme tristeza, los Buenos Vecinos nos acercamos a la delegación del barrio, a la que defendemos y acompañamos desde nuestra creación como organización, a exigir que haga su trabajo”.

Por su parte, la presidenta de la organización recalcó que no van a terminar su gira de protestas, sino que van a continuar en la Jefatura de Gabinete, en la Agencia de Control Gubernamental y en todos los lugares donde “haya funcionarios que no estén haciendo su tarea y que hacen que los vecinos vivamos esta pesadilla y este mal vivir”.