|

Cayó red delictiva de venta de autopartes en Warnes

Según un comunicado de prensa la Policía de la Ciudad informa que desarticularon una red delictiva dedicada a la venta de autopartes en la avenida Warnes de Villa Crespo. Se secuestraron 4.000 piezas valuadas en 30 millones de pesos. Hay tres detenidos.

El Subsecretario de Seguridad Ciudadana, Juan Pablo Sassano destacó que “Este multimillonario operativo realizado contra las mafias de las autopartes ilegales es de vital importancia dado  que según las estadísticas realizadas por el Gobierno porteño, el 30 % de los homicidios en la Ciudad de Buenos Aires corresponde a robos a mano armada de vehículos”.

La División de Delitos contra la Propiedad Automotor de la Policía de la Ciudad realizó una serie de allanamientos, sobre la avenida Warnes al 1.500,  en locales dedicados a la venta de autopartes. En los mismos se logró decomisar más de 1.000 autopartes ilegales y 300 obleas “mellizas” en folios rotulados que eran utilizados para poder enmascarar los repuestos como legales.

Basándose en la investigación que estuvo a cargo de la Fiscalía Penal, Contravencional y de Falta N° 2 – Fiscal Dr. Norberto A. Brotto y el Juzgado de Primera Instancia en lo Penal Contravencional y de Faltas No 23, Secretaría Única, a cargo del Dr. Norberto Luis Circo, se liberó una orden de allanamiento sobre un galpón sito en la calle Leiva y Caldas, en el barrio de Chacarita.

Una vez en el lugar, los uniformados secuestraron más de 3.000 autopartes ilegales valuadas en más de 30 millones de pesos.

En este depósito había más de 3 mil autopartes de todo tipo,  todas ordenadas por modelo y año. Además se encontraban marcadas, algunas con aerosol rojo y otras con aerosol verde, modalidad usada en los desarmaderos para poder llevar el control del stock.

Realizada una inspección de los autos estacionados en inmediaciones al galpón, se encontraron dos autos que tenían denuncia vigente y pedido de secuestro por “Robo a mano armada”, los cuales estarían siendo “enfriados” antes de ser ingresados para su corte.

Ninguno de los lugares allanados, tenía habilitación de la AGC y tampoco se encontraban inscriptos en el RUDAC (Registro Único de Desarmaderos y Actividades Conexas).

La investigación  que derivó en la desarticulación de esta red criminal que comercializa  autopartes ilegales tuvo su origen cuando efectivos de la Policía de la Ciudad que revisaban que no se violen las fajas de clausura impuestas por la Agencia Gubernamental de Control (AGC), observaron el accionar de tres hombres que a través de los techos de un local clausurado sacaban autopartes y la trasladaban en carros a otro ubicado a escasos metros del lugar y pertenecientes al mismo propietario. En este hecho fueron detenidos los tres imputados.

Entre la numerosa cantidad de repuestos secuestrados se encontraron motores de arranque, alternadores, cajas de velocidad, tableros, cigüeñales, ejes traseros, parrillas de suspensión, torretas de amortiguación, motores completos, tapas de cilindro, radiadores, bombas de nafta, compresores de aire acondicionado, turbos, etc. Algunas de las piezas encontradas superan, en el mercado ilegal los 40.000 pesos.