|

El indec cumple 6 años de intervención

“Con 6 pesos no se come” fue la consigna principal que encabezó el acto organizado por los trabajadores de la Junta Interna de ATE Indec al cumplirse el sexto aniversario de lucha contra la intervención del organismo. Distintas delegaciones de trabajadores estatales, organizaciones gremiales, políticas y sociales, se hicieron presentes manifestando su apoyo contra la mentira y en reclamo de información estadística confiable sobre precios, salud, educación y vivienda, entre otras cuestiones indispensables.

A pesar del sol y el calor del intenso verano porteño, en la esquina de Diagonal Sur y Perú, en pleno centro de la Ciudad de Buenos Aires, miles de personas repudiaron, como todos los meses desde hace 6 años, la intervención que sufre el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). “Muchas gracias por estar hoy acá porque la lucha no se toma vacaciones”, comenzó Marcelo Rosenzveig, delegado general de ATE INDEC.

En la apertura del acto, en medio de la agitación de los manifestantes, entre banderas, bombos y redoblantes, los integrantes de la Comisión Interna de la Junta Directiva de ATE INDEC leyeron un documento conjunto firmado por distintas organizaciones políticas y sociales. Desde el escenario, la delegada Marcela Leiva explicó las nuevas estadísticas de este año. La titular de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora Nora Cortiñas, el diputado Alejandro Bodart, Vilma Ripoll, Claudio Lozano, entre muchas otras personalidades, estuvieron presentes acompañando la lucha.

Junto al delegado general de ATE INDEC, José Luis Matassa, Secretario General de ATE Capital, Carlos Chile, Secretario General de CTA Capital, Julio Fuentes, Secretario General de la conducción nacional de ATE, fueron algunos de los oradores más destacados de este acto que repudió la mentira y el dibujo de los índices.

“El año 2012 tuvo una inflación de aproximadamente el 25 por ciento, y nos quieren hacer creer que fue del 10,8. Es inadmisible una mentira tal, y es por eso que seguimos nuestra lucha”, explicó Rosenzveig. Los números indican que muy lejos de los datos oficiales, una familia tipo (un matrimonio y dos hijos) necesitan al menos 7000 pesos mensuales para cubrir el valor de la denominada canasta básica total, que se calcula en tres niveles: la alimentaria, la de servicios del hogar y la de bienes y servicios mensuales. “No hay aumento que de solución a la pérdida del poder adquisitivo que este por debajo del 30%”, explicó Matassa.

Además, el Secretario General de ATE Capital resaltó la coherencia de los trabajadores del INDEC que vienen luchando sin importar los riesgos que corrieron debido a las patotas y los aprietes. Refiriéndose a la criminalización de la protesta social, dijo: “No podemos permitir la condena de ningún luchador popular a lo largo y ancho de la Argentina. No nos vamos a asustar. Así como apoyamos hace días a Raquel Blas en Mendoza, vamos a acompañar a nuestros delegados del Garrahan (acusados por amenazas coactivas por el paro del 2005 que serán sometidos a juicio en el mes de abril)”.

Respecto al cuestionamiento a las estadísticas del INDEC por parte del Fondo Monetario Internacional después de 6 años de manipulación, el documento conjunto señala: “Es parte de una negociación política con el gobierno nacional que poco tiene que ver con las necesidades de los trabajadores y la población”. Y explica, “Ha sido el gobierno nacional a través del INDEC quien pidió asesoramiento al FMI, en el 2008 y en el 2011, y actualmente, en función del cálculo del IPC nacional que existía y que fue desmantelado como programa incluyendo el despido de los técnicos que allí se desempeñaban”. Refiriéndose al tema, Chile aseguró en su intervención que es necesario impulsar una campaña para que Argentina abandone ese vergonzoso espacio en organismos de chantaje.

El Secretario General de CTA Capital, también indicó en su intervención que mientras el gobierno nacional dice que va a recuperar nuestros recursos tenemos que asistir al vergonzoso lanzamiento de nuevas tecnologías como la del petróleo o la del gas no convencional, de la mano del grupo Bulgueroni, entre otros, para seguir hipotecando nuestro pueblo.

Por parte de todas las organizaciones sociales, gremiales y políticas presentes, los trabajadores del Indec recibieron un amplio apoyo y un gran reconocimiento, por la ardua batalla que vienen librando en estos 6 años de lucha contra la intervención iniciada en 2007, la mentira estadística, las patotas y la persecución, por índices verdaderamente confiables y a disposición de todo el pueblo argentino.