|

El Parque Indoamericano, a dos años de su ocupación

“Los gobiernos lo quieren llevar al olvido, pero hace dos años murieron tres compañeros nuestros y tampoco hay justicia por los asesinados” afirma Diosnel Pérez, referente social de Lugano y procesado por la justicia acusado de incitar la toma. “Hoy en día el parque es un basural. Esta más abandonado que nunca” denuncia.

“Por cada peso que ponga la ciudad, el Estado pondrá un peso”. Con esta frase, el entonces jefe de gabinete Aníbal Fernández explicitaba el acuerdo al que habían arribado la presidenta de la Nación y el jefe de Gobierno Mauricio Macri para resolver el problema de vivienda en la Ciudad. Dos años después la frase parece engrosar otra más de las promesas incumplidas. “Hoy en día el parque es un basural. Esta más abandonado que nunca” cuenta Diosnel Pérez, referente del Frente Popular Darío Santillan de Lugano y procesado por la justicia acusado de incitar a la toma. “A mi me procesan por supuesta ocupación del espacio publico y ahora el gobierno de la ciudad quiere ocupar los parques con bares y restaurantes. La causa judicial es una manera de tenerme controlado frente a cualquier nueva ocupación. Nosotros vamos a seguir defendiendo nuestros derechos, y si quieren ponernos causas, que lo hagan” asegura con firmeza.

El problema de la vivienda en la Ciudad

“El Parque Indoamericano, con las más de 1500 familias que protagonizaron el acampe aquel 6 de diciembre de 2010, desnudó la crisis habitacional y la falta de vivienda que afecta a los sectores más postergados de nuestro país, no solamente en la Ciudad sino a nivel nacional” analiza el Encuentro Memoria Verdad y Justicia en un documento recién difundido. “Frente al reclamo de un techo digno y un pedazo de tierra para poder vivir, la respuesta inmediata implementada tanto por el Gobierno Nacional como por el Gobierno de Mauricio Macri, a través de la actuación conjunta de la Policía Federal y la Metropolitana, fue rotunda: represión, desalojo y muerte.”
Represión, desalojo y muerte. Ese sí que es un saldo indiscutible de aquel 6 de diciembre, donde Bernardo Salgueiro, Rosemary Churapuña y Emilio Canaviri Álvarez, fueron asesinados tras el violento desalojo a la toma de tierras más grande que se ha realizado en los últimos años en reclamo de vivienda digna.
“Ningún acuerdo que ellos prometieron se cumplió” repite DiosnelPerez. “Ellos, los gobiernos, lo quieren llevar al olvido, pero murieron tres compañeros nuestros y tampoco hay justicia por los asesinados. Los asesinos están sueltos y ejerciendo”. La tristeza se mezcla con indignación en su rostro. “El que mata no va preso y el que quiere defender su derecho a la vivienda, tiene una causa. Es muy duro. La gente sigue sufriendo la falta de vivienda y nosotros seguiremos luchando”

Hoy, a dos años de la ocupación, en el parque siguen creciendo yuyos mientras miles de personas buscan un lugar para vivir. Las promesas siguen aguardando ser cumplidas.Los integrantes del Encuentro memoria Verdad y Justicia despejan el interrogante: “la única medida concreta que se ha impulsado desde la Nación, inmediatamente luego del feroz desalojo, fue la creación del flamante Ministerio de Seguridad. Nos preguntamos, ¿por qué el Gobierno Nacional, luego de un hecho de estas dimensiones, creó un Ministerio de Seguridad y no uno de Vivienda?”

Las organizaciones convocantes anunciaron un cronograma de actividades para exigir justicia por las tres muertes y el reclamo de vivienda que se inicia este martes a las 11hs con una conferencia de prensa en el salón Perón de la legislatura con familiares, organismos de Derechos Humanos y organizaciones Sociales; continúa el miércoles 5 con una vigilia desde las 18hs, con actividades culturales en el Puente de Escalada y las vías y finaliza el Jueves 6, desde las 12hs, con una acto y Festival cultural con bandas de música frente al Cabildo porteño.