|

El Queso de los trabajadores

Los propietarios de La Casa del Queso ubicada en Av. Corrientes al 3500 cerraron el local gastronómico en enero y los empleados decidieron ocupar el espacio en reclamo de la fuente de trabajo.  

La Casa del Queso del barrio de Almagro adelantó las vacaciones a sus empleados en diciembre pasado y a principios de enero, cuando regresaron, comenzaron a llamarlos uno por uno para que se acerquen al local a cobrar el aguinaldo; les abonaron sólo una parte y se les comunicó que no podían continuar con el local y que cerraban. Sin previo aviso los trabajadores se encontraron sin trabajo y sin cobrar ninguna indemnización.

En respuesta, los empleados decidieron solicitar las llaves a la encargada y permanecer en el lugar. “Estamos resistiendo, defendiendo nuestros puestos de trabajo. Los dueños se comunicaron en algunas ocasiones por medio de su abogado para ofrecernos cosas ilógicas. Nos dejaron sin trabajo y sin plata” contó una de las empleadas, de nombre Estela, a Abran Paso

La semana pasada dieron un nuevo paso, decidieron abrir el local al público con lo poco que tienen. “Vamos reponiendo a medida que vamos vendiendo” agregó la trabajadora. Si bien la Carta de comidas no ofrece una gran variedad, los vecinos del barrio pueden comer picadas, pescado, carnes, pastas y ensaladas a precios razonables.

El reclamo principal es para que se les paguen las indemnizaciones y las deudas a todos los empleados, tanto los que están en blanco, como los que trabajan en negro.

La posibilidad de autogestionar el local como lo hicieron otras empresas no aparece como una posibilidad concreta “Nos gustaría seguir trabajando, pero se dificulta mucho porque se llevaron todas las mercaderías y cortaron el gas. Es muy complicado seguir explotando el negocio en estas circunstancias” sostuvo Estela.

Los trabajadores realizaron varias presentaciones en la AFIP y en el Ministerio de Trabajo, pero no encontraron ninguna respuesta favorable.

Frente a la preocupante situación que están viviendo los trabajadores despidos, los vecinos mostraron indignación y apoyaron las medidas adoptadas por los empleados. Así lo manifestó la Secretaria de Relaciones Institucionales del Consejo Consultivo de la Comuna 5, quien presentó una carta de solidaridad aprobada por unanimidad en la última asamblea del Consejo.

“Queremos agradecer a los vecinos por todo el apoyo que nos dieron durante este tiempo, por las yerbas que nos trajeron y pedirles que sigan con esto día a día” finalizó Estela.