|

ELECCIONES NO DOCENTES

El miércoles 15 del corriente se realizaron las elecciones de Comisión Interna No-Docente en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. El Frente de Recuperación Gremial (FRG), que conformó la Lista 9, retuvo la dirección de la Comisión Interna por 42 votos de diferencia, luego de una elección donde participaron más de 300 empleados y donde hubo dos listas. El triunfo se consolidó sobre un fuerte crecimiento en la sede de Constitución y una disputa trabajador por trabajador en la sede de Marcelo T. de Alvear.

El miércoles 15 del corriente se realizaron las elecciones de Comisión Interna No-Docente en la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA. El Frente de Recuperación Gremial (FRG), que conformó la Lista 9, retuvo la dirección de la Comisión Interna por 42 votos de diferencia, luego de una elección donde participaron más de 300 empleados y donde hubo dos listas. El triunfo se consolidó sobre un fuerte crecimiento en la sede de Constitución y una disputa trabajador por trabajador en la sede de Marcelo T. de Alvear.

La Lista 9 – FRG, conformada por la Agrupación René Salamanca, la Agrupación Bordó e independientes, basó su campaña en la independencia de la gestión política de la Facultad y de la Directiva de APUBA, centrando en la democratización y la construcción colectiva y en organizar a los empleados en los departamentos para discutir sobre sus necesidades.

Durante el mandato 2013-2014 del FRG en la Comisión Interna, se llegó a la cifra récord de 78 recategorizaciones, recuperando la totalidad de las economías liberadas para cobertura de los cargos vacantes y ascensos en los estratos medio y bajo del escalafón.

“La gestión del decano, Glen Postolsky, se propuso junto a la agrupación afín al gobierno y a su gestión, La Dorrego, ganar la Comisión Interna junto a amigos de la Comisión Directiva del gremio, para poder hacer pasar el ajuste del gobierno K en la Facultad y utilizar las economías liberadas por jubilaciones y retiros –que hoy ascienden a $71.000– a su propia discreción” declaró Alejandro Funes, uno de los delegados electos, y agregó  “Con esto lanzaron una campaña electoral para su lista, la 354, en la que ofrecieron cargos, ascenso, horas extras y efectuaron un pase de un elemento del gremio en tiempo récord con la complicidad del Rectorado, para tratar de doblegar la voluntad de los compañeros. Fueron derrotados. Los trabajadores de Sociales no compran espejitos de colores”.

La Lista 9 representa la democracia en asambleas, el trato directo y el apoyo a los trabajdores en sus necesidades. Impulsó marchas contra el vaciamiento de la obra social (DOSUBA), vaciada por la UBA y APUBA, también por el salario igual a la canasta familiar, el 82% móvil, contra el impuesto al trabajo, reivindicaciones sentidas por todos los trabajadores. También adhirió con actividades, a pesar de la CD del gremio, a los paros activos contra el ajuste llamados por la CGT y la CTA.

Ahora vamos, junto a los compañeros no-docentes de Sociales, por la utilización de las economías que acapara el decano, por los $2.000 de apoyo económico de fin de año y las demandas todavía incumplidas, derivadas de las asambleas de este año, para lo cual ya se realizaron dos medidas de lucha.