|

Hoy reabre la línea D del subte

Este evento marca el fin de una extensa obra de modernización del sistema de señales, enfocada en mejorar la frecuencia y eficiencia del servicio para los más de 200,000 usuarios diarios. En Balvanera, la estación Facultad de Medicina continuará cerrada por obras de remodelación. Por Martín Bustamante.

En una noticia que alegrará a los usuarios habituales, la Línea D del subte de Buenos Aires reabre sus puertas hoy, sorprendiendo al hacerlo diez días antes de lo programado.

El Gobierno porteño logró acelerar los trabajos sin comprometer la seguridad, cumpliendo con todos los protocolos necesarios. Este esfuerzo extraordinario permitió que la Línea D vuelva a operar antes de lo anticipado, inicialmente programado para el 17 de marzo.

Críticas: La Perspectiva del Diputado Valdéz

Juan Manuel Valdéz, diputado de la Ciudad de Buenos Aires, destacó la magnitud sin precedentes de este cierre, marcando un hito en la historia de la Línea D. También expresó su preocupación por la ausencia de planes de ampliación del recorrido, subrayando la necesidad de futuras inversiones para adaptarse al crecimiento de la demanda en la ciudad.

Durante el cierre de la línea, se llevaron a cabo trabajos cruciales, incluyendo la instalación del sistema a bordo de las formaciones, el reemplazo de 31 máquinas de cambio y rigurosas pruebas para garantizar los más altos estándares de seguridad en todas las rutas posibles. Este período de mantenimiento fue estratégicamente elegido durante enero y febrero, meses con una disminución del 40% en la cantidad de pasajeros habituales.

Jorge Macri, Jefe de Gobierno, destacó la importancia de estas mejoras: “Los trabajos realizados permitirán, fundamentalmente, aumentar la frecuencia del servicio, sobre todo en las horas pico. Es una optimización de gran impacto para que todos los vecinos puedan viajar más rápido y con los mejores estándares de seguridad.

Modernización Completa de la Línea D: Tecnología de Última Generación y Eficiencia Operativa

La Línea D, una de las más transitadas de la red, está en la fase final de su proceso de modernización. La totalidad de su flota cuenta ahora con aire acondicionado, y el cambio del sistema de señales tipo Automatic Train Protection (ATP) por el moderno Communications-Based Train Control (CBTC) es un paso significativo. Este último ya opera con éxito en las líneas C y H.

El CBTC, una tecnología de última generación, permite una comunicación eficiente entre las formaciones, acercándolas de manera segura y reduciendo al mínimo posible los intervalos entre trenes. Además, controla la velocidad de circulación y garantiza una operación más eficiente y segura para los usuarios.

En paralelo a la modernización de la Línea D, se avanzó en la remodelación de la Estación Facultad de Medicina, la cual continuará cerrada hasta, al menos, la segunda quincena de marzo. Estos trabajos forman parte del Plan de Renovación Integral de Estaciones, que ya ha puesto en valor diversas estaciones en distintas líneas de la red de subtes de Buenos Aires.