|

La Federal más porteña que nunca

El presidente de la Nación, Mauricio Macri, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, firmaron esta mañana en la Casa Rosada un Convenio por el cual se traspasará parte de la Policía Federal a la órbita de la Ciudad de Buenos Aires.

El traspaso que firmaron el presidente Macri y Rodríguez Larreta incluye: la Superintendencia de Seguridad Metropolitana, que tiene a su cargo efectivos de la Policía Federal desplegados en las 54 comisarías porteñas, las unidades de Policía Montada, Bomberos, la Guardia de Infantería y parte de las áreas de Policía Científica, de Investigaciones (Homicidios, Robo y Hurtos, Defraudaciones y Estafas, entre otras), de Tecnologías de la Información y Comunicaciones y de la de Aviación Federal.

No se trasfiere las áreas encargadas de delitos federales y custodias oficiales quedarán a cargo del gobierno nacional.

Según el Convenio, la Nación transfiere a la Ciudad junto con la totalidad del personal, todas las funciones y facultades de seguridad  en todas las materias no federales para ser ejercidas en el ámbito de la Ciudad, como así también organismos, competencias, servicios y bienes, tanto materiales (muebles e inmuebles) como inmateriales (sistemas informáticos, de seguimiento y/o de comunicación), junto con los contratos en ejecución y todos aquellos bienes y servicios con los que cuenten y utilicen al 1º de octubre del año 2015.

La transferencia será materializada de manera gradual y progresiva, ordenada en dos etapas:

Etapa de Transición prevista por el plazo de al menos un año, durante la cual, ambas partes se comprometen a realizar sus mayores esfuerzos y brindar el servicio de seguridad necesario para que a través de las áreas pertinentes, se ejecute de manera gradual la transferencia respecto de cada uno de los agentes, organismos, funciones, competencias, servicios y bienes a los que refiere el presente Convenio, hasta su implementación apropiada en la Ciudad.

En esta primera etapa los policías tendrán jefaturas tanto de la Policía Federal como de la Metropolitana. De este modo, en la Capital funcionarán dos fuerzas policiales y finalizada esta etapa los efectivos de la Federal transferidos y la Metropolitana se unificarán.  Durante este período habrá coordinadores y equipos de trabajo de los Ministerios de Seguridad de ambas jurisdicciones que estarán abocados a la transición.

Etapa de Consolidación, vencido el plazo de la etapa de transición, la Nación continuará brindando apoyo a Ciudad Autónoma de Buenos Aires en todas aquellas materias relativas al traspaso que sean específicamente requeridas y por el plazo que al efecto las partes  establezcan.

La Nación y la Ciudad, suscribirán los protocolos de actuación y colaboración pertinentes que aseguren el servicio de seguridad en ambas jurisdicciones.

“Estamos dando comienzo a una nueva etapa que busca construir soluciones concretas para que la gente viva mejor y para que la ciudad de Buenos Aires sea nuevamente una de las más seguras del mundo”, dijo el Presidente, quien además adelantó que la coordinación de las fuerzas de seguridad entre el Gobierno nacional y el de la Ciudad será permanente. “Los resultados serán muy superiores a los actuales”, prometió Macri.

Del acto también participaron el jefe de Gabinete, Marcos Peña; la vicepresidente Gabriela Michetti; la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich y el secretario de Seguridad, Eugenio Burzaco, entre otras autoridades. Por la Ciudad de Buenos Aires, en tanto, Rodríguez Larreta estuvo acompañado por el vicejefe de Gobierno, Diego Santilli, y por el ministro de Justicia y de Seguridad, Martín Ocampo.

Rodríguez Larreta, calculó que la Policía Federal que pasarán al ámbito de la Ciudad alcanza a un número aproximado de entre 17.000 y 20.000 efectivos; que quedará fehacientemente determinado una vez que concluya el proceso total de cambio de jurisdicción.

De este modo el jefe de gobierno porteño estará al mando de una fuerza que contará con más de 23.000 efectivos uniformados, ya que el personal se sumará a los 6300 agentes de la Policía Metropolitana.

Para la aprobación del traspaso, Rodríguez Larreta tiene previsto un llamado a sesiones extraordinarias en la Legislatura porteña lo antes posible y solicitó que todos los legisladores acompañen el proyecto.