|

La Justicia avaló el pedido del Isauro Arancibia

El Centro Educativo ubicado en la avenida Paseo Colón iba a ser demolido para la construcción del Metrobús Sur pero la jueza Patricia López Vergara ordenó al Gobierno de la Ciudad hacer un nuevo trazado para la circulación del carril que conectará el barrio de La Boca con Plaza de Mayo. También lo conminó a que instale aires acondicionados en la escuela.

“Hoy nos confirmaron desde el Ministerio de Educación la decisión de que el trazado del Metrobús de Paseo Colón no afectará al edificio del Isauro. Queremos compartir esta excelente noticia producto de la lucha y del apoyo que hemos recibido de todos y de todas ustedes y nos sirve de ejemplo para próximas batallas”. Con estas palabras los integrantes del Centro Educativo Isauro Arancibia celebraron el fallo de la titular del Juzgado N° 6 en lo Contencioso Administrativo y Tributario de la Ciudad, Patricia López Vergara, quien dio lugar al lugar al amparo que presentado para que el Gobierno porteño no demuela esta escuela para avanzar con el sistema de carriles únicos denominado Metrobus.”Eso nos garantiza que vamos a tener un 2015 acá y nos dá fuerzas para seguir luchando por todas las obras de infraestructura que nos hacen falta”, afirmó la directora del establecimiento Susana Reyes a Diario Z.

Susana Reyes, cordinadora del Centro educativo. “Esta es una escuela referente para los pibes de la zona y decirles que no pueden entrar es muy triste”.

Una escuela única
El Centro educativo Isauro Arancibia existe desde hace 16 años y, como comentan orgullosos sus docentes, es una escuela que tiene un formato único en la Ciudad ya que es una primaria de jornada extendida para jóvenes mayores de 14 años con vulnerabilidad extrema. Y son los propios asistentes los que más la valoran. “Este es su lugar de referencia, y aunque no pueden dormir acá, se pasan el dia entero ya que estudian oficios y desde ahí pueden acceder a un trabajo” explica Reyes.
La fidelidad de los 200 jóvenes en situación de calle que asisten quedó probada en cada traslado forzada que sufrió la escuela desde su inicio. “En el 2011 nos mudamos acá (Av. Paseo Colón 1328.) y los pibes nos seguían, en verdad siguen al colegio” explica Susana. “Ahora de pronto nos amenazan que esto es zona de demolición y es muy cruel, sobretodo porque no nos muestran otro lugar a donde ir. No podemos estar en esta inestabilidad” afirmaba hace tan solo un mes.

Por su parte, el fallo de la jueza vinculado a la instalación de aires acondicionados refuerza otro de los pedidos históricos del Centro educativo: el del mejoramiento de la infraestructura. La crisis edilicia del Isauro tiene larga data. En enero de este año tenían que empezar las obras para refacción ya que el edificio no tiene suficiente espacio en las aulas ni para los talleres, se necesita mudar el jardín y ubicarlo en la planta baja porque las mamas ahora tienen que subir con los bebes y carritos por escalera, y encima no hay salida de emergencia. Sin embargo y pese a los 14 millones de pesos aprobados por la Legislatura para llevar adelante la remodelación, las obras nunca se iniciaron y el Gobierno porteño nunca explicó por qué.

Por suerte, el fin de año permitirá tener motivos para brindar. ”Desde hace 16 años venimos denunciando la situación de nuestrxs estudiantes, peleando por la restitución de sus derechos y sosteniendo la escuela que merecen a pesar de los obstáculos que pretendieron obturar nuestra lucha, por eso festejamos esta victoria y vamos por el marco legal que permita a nuestra escuela tener estabilidad y posibilite la réplica de la experiencia” afirman orgullosos en el comunicado.