|

Los medios vecinales en el día del periodista

El director del periódico Cosas de Barrio, Ricardo Nicolini detalló las características del periodismo barrial en los medios gráficos y advirtió sobre las dificultades que atraviesa el sector.

El periódico nació el 25 de mayo de 1989, y está actualmente a cargo de cuatro personas y cuenta con diferentes colaboradores.

Cosas de Barrio se encarga de difundir noticias que atañen a la Comuna 9 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Está inscripto en el Registro de Medios Vecinales de la Ciudad de Buenos Aires, establecido por la ley 2587/07.

Nicolini definió el hecho de que el formato físico sea gráfico como algo arcaico, “pero es lo que al fin y al cabo nos distingue”

“Nuestra principal fuente de información son los vecinos”, explicó el director del medio. Una de las anécdotas que utilizó para ilustrar el lugar que ocupa el diario en los barrios, fue una de las primeras campañas que cubrieron en el año 1989, cuando desde el Hospital Santojani de Liniers intentaban recaudar fondos para comprar un tomógrafo.

Otros de los acontecimientos destacables fueron la recuperación del Cine El Plata en Mataderos, o las denuncias sobre talleres clandestinos aledaños,  hechos que, según Nicolini, “si no existe una catástrofes y muertes no se publican en medios masivos”

Las redes sociales son partícipes importantes en cuanto al diálogo fluido y directo de lo que sucede en la comuna. Esto es lo que al fin y al cabo refuerza la tarea de “dar luz a algo difuso que pase en el barrio”.

Con respecto al sostenimiento financiero, el director manifestó que está basado en la publicidad y en la pauta publicitaria del gobierno, de la cual denunció irregularidades, “Existe una demora importante en el pago mensual, esa es nuestra batalla hoy en día”, sostuvo. El apoyo de los comerciantes de la zona no es suficiente para cubrir los gastos necesarios para garantizar la publicación y los sueldos de los periodistas que hacen el medio.

Con respecto a la tarea del periodista barrial, Ricardo Nicolini se mostró entusiasmado por su tarea, “Somos privilegiados, hacemos lo que nos gusta” destacó mientras cebaba un mate en el barrio porteño de Liniers.