|

Más cerca de una medida de fuerza

El Consejo Directivo de la CGT se reunió en la sede de Azopardo para analizar la reunión que mantuvieron con varios integrantes del Gabinete de Mauricio Macri.

Las repuestas que dieron diferentes referentes del Poder Ejecutivo no tranquilizaron las aguas en la CGT. Los dirigentes coincidieron en esperar una propuesta por parte del Gobierno hasta el próximo jueves. El formato que podría llegar a tener bono de fin de año y la posibilidad de la exención de ganancias para el aguinaldo no conformaron a la mayoría de los sindicalistas. Si no hay una propuesta superadora, el jueves le pondrán fecha a una medida de fuerza que podría llegar a ser un paro o una movilización.

La reunión transcurrió con normalidad, pero algunos gremialistas expresaron las diferencias existentes “Hay matices en la CGT, hay dirigentes que están con mayores expectativas y en mi caso no creo que sean buenas las noticias de parte del Gobierno. En estos 10 meses se demostró que no se favoreció a la clase trabajadora” declaró Sergio Romero de la Unión de Docentes Argentinos.

Las razones de las diferencias son diversas. Hay quienes señalan que no hay clima social para una medida de fuerza y temen quedar aislados o que la medida se etiquete como “política”. Otros apuntan a los múltiples recursos que atan a ciertos sindicatos con el gobierno y consideran que una acción de estas características podría generar un castigo que dañe sus arcas. La capacidad de movilización de cada una de las organizaciones sindicales es otro de los hechos que divide al Consejo Directivo de la Confederación del Trabajo. Algunos cuestionan que los representantes del triunvirato de secretarios no es representativo de aquellos gremios con más posibilidades de movilizar a sus bases.

La precarización laboral y la unidad con las organizaciones sociales fue uno de los puntos centrales del encuentro de esta tarde. Todos coincidieron en incorporar los reclamos de los sectores del trabajo informal.

¿Las bases quieren parar? , preguntó el cronista de Abran Paso al Secretario Administrativo de la CGT Omar Plaini. “Quieren que nosotros les demos respuestas y eso es engordar el bolsillo de los trabajadores que hoy está muy afectado por la perdida del poder adquisitivo, si frente a eso no hay respuesta van a acompañar” respondió el sindicalista.

El miércoles se cumple el plazo de los 10 días que tiene el Gobierno para responder a las demandas de la CGT. El jueves será un día decisivo para saber si el gobierno de Mauricio Macri tendrá su primer paro general antes de fin de año.