|

Ministerio del Fuego

Una delegación de ocho integrantes del Sindicato de docentes de la Provincia de Tierra del Fuego llegó a la Ciudad de Buenos Aires para reclamar canales de diálogo ante la ausencia de respuesta por parte del gobierno provincial.

Mientras sus compañeros aguardaban desplegaban las banderas de su sindicato en el interior del Ministerio de Educación a la espera de que los reciba algún funcionario, los docentes fueguinos Facundo y Betsabé contaron a Abran Paso la situación que  atraviesan los empleados estatales en las ciudades más australes del país.

“El Gobierno intenta debilitar nuestra lucha mediante la implementación de cargos rompehuelga. Llevan a los estudiantes de los últimos años de los profesorados a las escuelas para cubrir los cargos de los docentes que estamos en huelga” cuenta Facundo y agrega que llegan acompañados por personal policial.

“El Gobierno de la provincia no da respuesta, así que vinimos hasta acá para abrir un canal de diálogo. Creemos que el Ministro de Trabajo y el de Educación tienen responsabilidad en el cumplimiento de la Ley 424 que habla de un seguimiento de las paritarias y en Ushuaia todavía no se abrieron” señaló Betsabé.

Los docentes presentaron una nota para solicitar una reunión el veintitrés de junio, pero no hubo ninguna respuesta a ese pedido de audiencia, por eso el seis de julio permanecieron desde la mañana hasta la noche en el Ministerio de Educación hasta que los atiendan.

“A partir de la aplicación de la nueva Ley, la gente se está empezando a ir de Tierra del Fuego. Si nosotros no podemos cambiar o derogar esta Ley todo se va a empeorar. La vida allá es muy dura y mucha gente se fue a vivir porque pensaba que tenía alguna oportunidad en cuanto a lo económico, pero eso ahora se está igualando al resto del país, y cómo vemos el panorama no es muy alentador”, destaca Facundo para dar cuenta de los cambios estructurales que se están intentando llevar a cabo en la provincia. De todas formas los empleados patagónicos confían en sus propias fuerzas, “Lo que sí es alentador es la posibilidad de unión de los trabajadores por fuera de estos gobiernos y de la burocracia sindical”

En efecto, se lanzó el Bloque Sindical Patagónico con ocho puntos que unen a los trabajadores patagónicos, entre los que se incluyen la preservación de los recursos naturales, además de la exigencia para derogar las leyes previsionales.

Ayer se cumplieron ciento treinta y cinco días de paro y los docentes junto a la CTA Autónoma, diputados nacionales, legisladores y varias organizaciones sociales realizaron un acto frente al Ministerio de Trabajo.

“Fuimos más de quince mil los trabajadores que estuvimos en las calles para que ese grupo de trasnochados que pretende cambiarnos la vida a los fueguinos no se salga con la suya. No sólo nos cambiaron el régimen jubilatorio y nos bajaron los salarios, además pretenden cambiarnos la vida, arrebatarnos los sueños, modificarnos los proyectos. Y eso no lo vamos a negociar de ninguna manera. No vamos a dejar lo que nos llevó a vivir en un lugar tan lejos. Sabemos que tenemos la fuerza y la energía suficiente para salir a pelear” afirmó la secretaria adjunta del sindicato docente, Verónica Andino.

Sobre los resultados de la recorrida que hicieron por la Ciudad de Buenos Aires, la dirigente gremial contó que “nadie se tomó el tiempo para saber porque los niños de Tierra del Fuego no tiene clases desde el primero marzo. A los Ministros de Educación y de Trabajo no les pesó ni un segundo que nosotros estemos en esta situación”

Pese a la falta de respuestas la delegación docente se mostró contenta por la lucha que llevan adelante y confiada en las acciones que vienen llevando adelante.