|

Mucho más que un disco

Se presentó en Buenos Aires, EL FAMATINA RESISTE, disco doble que busca reflejar el impacto en los músicos de una lucha histórica y que a su vez esta pensado como una forma de financiamiento de los cortes. Una experiencia artística. Una herramienta de lucha.

Se presentó en Buenos Aires, EL FAMATINA RESISTE, disco doble que busca reflejar el impacto en los músicos de una lucha histórica  y que a su vez esta pensado como una forma de financiamiento de los cortes. Una experiencia artística. Una herramienta de lucha.

La lucha de nuestro pueblo contra las empresas megamineras y contra los gobiernos que les abren las puertas y negocian ha despertado la admiración y es ejemplo desde hace tiempo en toda Latinoamérica.
Y estas luchas, como todo hecho social profundo, van siendo fuente de inspiración para artistas que, en este caso, decidieron dejar plasmado en canciones la experiencia de un pueblo que se pone de pie y dice no al saqueo de sus recursos naturales. “Lo que nos movilizó en realidad es lo que se estaba viviendo, ver familias enteras, hasta los abuelos, instalados en el medio de las montañas resistiendo el paso de las megamineras, defendiendo el agua, la tierra, su lugar, su pueblo” comenta Jorge Gigena, músico riojano e impulsor del disco El Famatina resiste, para el cual la experiencia de estar en el corte fue determinante. “Volvimos cargados de energía e inmediatamente comenzamos a hacer el disco”.

Así nace “El Famatina Resiste”, disco doble -uno de rock y otro de Folclore- editado en 2012 en el que participan músicos, compositores y artistas plásticos de La Rioja como La Pacota y Ramón Navarro entre otros, como así también Lovorne y Arbolito de Buenos Aires y Adolfo Pérez Esquivel.
“Los objetivos del disco eran dos: uno, reflejar el momento histórico en canciones. El otro, el aporte, porque la venta del disco fue a total beneficio del corte de Alto Carrizal y también de otros cortes ya que sabemos que fue enviado a otras localidades con el mismo fin” cuenta Jorge.

Los costos, incluida la edición de los discos, fueron solventados por los propios artistas con el apoyo de organizaciones sociales como la CTA seccional Chilecito, comprendiendo la necesidad de que quede plasmada parte de toda la música y poesía que inspira la firmeza y la lucha del pueblo riojano. “Es muy inspirador cuando uno ve que hay gente que está dispuesta a poner el cuerpo” comenta Agustín Ronconi, cantante de Arbolito, banda que también participa del disco con el tema Color de tierra. “Es un antecedente muy fuerte el que se logró en Famatina, como también en Esquel hace algunos años. Por eso hay que estar ahí lo más firmemente posible”.
“La canción es un arma”
El Famatina resiste es un disco urgente que, secundarizando posibles desprolijidades técnicas, puso por delante la importancia de dejar plasmado un momento histórico en canciones y también la propia necesidad de las asambleas de sostenerse económicamente para mantener la lucha.
Un disco que es ejemplo para todos los artistas que entienden que la cultura se desarrolla cuando los pueblos avanzan en su lucha contra los que los oprimen, y que esos procesos son verdaderamente inspiradores.
“Hay artistas que son geniales por lo que crean, pero no se involucran para nada en lo social” reflexiona Jorge Gigena. “Y hay un grupo de artistas que nos interesa que el arte sea un grito, sea la voz de las luchas sociales. Que quiere acompañar estos movimientos sin dejar de lado lo artístico, porque la canción es un arma muy poderosa que transforma, que llega, que moviliza”.
El Famatina resiste, sin duda, cumplió su objetivo.