|

MUSICA EN LA LEGISLATURA

Orquestas de instituciones educativas de música en la Ciudad de Buenos Aires se presentaron el viernes en la Legislatura en el marco de una jornada organizada por la Presidencia del órgano legislativo.

Orquestas de instituciones educativas de música en la Ciudad de Buenos Aires se presentaron el viernes en la Legislatura en el marco de una jornada organizada por la Presidencia del órgano legislativo.

No fue un mediodía sencillo para los hombres que están a cargo de la Legislatura, desde las 11 hs. comenzaron a llegar decenas de alumnos de las escuelas de música de la ciudad, familiares y vecinos para deleitarse con los sonidos de los violines, Bandoneones, Guitarras, Pianos, Contrabajos y todos los instrumentos que distendieron por un instante la elaboración de leyes que se observa en los pasillos y despachos.

“Hay mucha matrícula para que los niños estudien música, estos conciertos son un privilegio porque para los chicos es un privilegio poder conocer la Legislatura” afirmó Viviana Mabel Mikolajuk, Coordinadora del área de Educación Musical. El ciclo de música “Conciertos de Primavera” hizo que por un rato se suspendieran las acaloradas discusiones políticas para dar lugar al arte de los pequeños que se comprometen con la música y estudian en las escuelas a contraturno. La constancia que implica adquirir las destrezas para dominar un instrumento solo puede comprenderse por la pasión que tienen estos jóvenes en una edad en la cual suele ser complejo el conocimiento.

“Conciertos de Primavera” es un ciclo de 8 encuentros que realizan estudiantes de 15 escuelas públicas y gratuitas de música de la Ciudad que funcionan a contraturno. En estas escuelas participan una gran cantidad de chicos de 4 a 16 años.

Quienes deseen continuar con sus estudios musicales luego de los 16 años pueden ingresar al Conservatorio Nacional que se encuentra en las Avenidas Callao y Las Heras y fuera fundado por el compositor Carlos López Buchardo en 1924. En los últimos años se conocieron varias denuncias por parte de los estudiantes, docentes y alumnos de diversos conservatorios de Educación Superior de la Ciudad por la situación edilicia y la infraestrucutura de estas instituciones. Un debate latente tiene que ver con la formación que tienen los jóvenes luego de estudiar en estas escuelas. Aún se desconoce cuál es la planificación que decidió hacer el Ministerio de educación de la Ciudad con el Ministerio de Cultura.

Con el apoyo de vecinos y familiares la formación musical está en expansión. A pesar de no tener tanta difusión las orquestas siguen creciendo.

“Hay mucha demanda comunitaria para que los niños estudien música. Tenemos muchos docentes especializados y varias disciplinas” dice Viviana. “Los chicos eligen Violín y violonchelo, quizá porque es más accesible económicamente porque no es tan caro. También elijen mucho bandoneón además de piano y guitarra” agregó.

“Tenemos instrumentos para los chicos y algunos padres de a poco intentan hacer juntar el dinero para comprarles el instrumento. En las escuelas públicas de inicial y primaria se está dando muy bien música. Y se combina con nuestros talleres” destacó.

Se escuchó canto coral, flauta dulce, ensamble de guitarras, violín, flauta traversa y conjunto de cámara.

Durante los meses de septiembre y octubre de cada año se realizará este ciclo en el Salón Dorado.