|

PASE LIBRE A LAS PETROLERAS

(16-07-13) José Rigani, Secretario General de la Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina (FETERA) sobre la creación del "Régimen de Promoción de Inversión para la Explotación de Hidrocarburos" a través del decreto 929 firmado en el día de ayer: "la decisión política está muy lejos de de recuperar soberanía energética del pueblo argentino (...) hemos dejado de ser un pais que se autoabastece".

José Rigani, Secretario General de la Federación de Trabajadores de la Energía de la República Argentina (FETERA) sobre la creación del “Régimen de Promoción de Inversión para la Explotación de Hidrocarburos” a través del decreto 929 firmado en el día de ayer: “la decisión política  está muy lejos de de recuperar soberanía energética del pueblo argentino (…) hemos dejado de ser un pais que se autoabastece”.

Este decreto otorga beneficios a las empresas que exploten hidrocarburos convencionales y no convencionales que presenten proyectos e inversiones que superen los 1000 millones de dólares que tendrán que ser desembolsadas en 5 años. Si dentro de ese tiempo la misma cumple con los objetivos de aumento de producción, esa empresa podrá comercializar libremente en el mercado externo el 20% de su producción sin pagar impuestos de exportación. Además tendrán la “libre disponibilidad del 100% de las divisas provenientes de la exportación de tales hidrocarburos”, de ese 20%. Esto quiere decir que no estarán obligados a liquidar en el país los dólares que obtuvieran por la exportación de ese 20% de su producción.

José Rigani, afirma que “la explotación hidrocarburífera que se propone para extraer recursos energéticos -como el gas y el petroleo- es la Fractura Hidraulica, (conocida como Fracking) la cual está comprobada que genera contaminación del medio ambiente, es una técnica prohibida en muchos Estados de Estados Unidos, prohibida en países europeos (…) utiliza millones de litros de agua por pozo, alrededor de 500 químicos, algunos de los cuales no se  conocen sus componentes pero si que causan enfermedades, utiliza arena a mucha presión para fracturar la roca a miles de metros de profundidad y eso genera contaminación en las napas de agua, en seres humanos, etc.”.

Este anuncio se produce en medio de un acuerdo entre YPF y Chevron, una multinacional estadounidense, la cuarta petrolera más grande del mundo que invertiría entre US$1000 y US$1500 millones para explotar petróleo no convencional (producido bajo esta técnica contaminante del fracking) en el yacimiento Vaca Muerta, ubicada en Neuquén. Chevron es, según datos de la Secretaría de Energía de la Nación, una de las empresas que más disminuyó su producción de petróleo entre 2003 y 2012 en la Argentina con una caída del 58%.

“Hemos dejado de ser un país que se autoabastece. Argentina tiene que importar el 30% de la energía, y se calcula que este año va a necesitar 13 mil millones de dolares para importar gas y combustibles. Desde las privatizaciones ha habido un saqueo, donde un 30% a 35% de las reservas del banco central se tienen que utilizar para importar energia. Con la expropiacion del 51% de las acciones de YPF-Repsol pensamos que era un paso adelante hacia la soberanía”

“Lo primero que tendría que hacerse (para dar un paso hacia la soberanía energética) es impedir la exportación del gas y el petroleo. En diciembre del año pasado el gobierno acordó con las empresas multinacionales pagar por cada barrita de petróleo 70 dólares (cuando antes se pagaban 42 dólares), y habilitó la exportación.  

“No puede ser que tengamos que importar Naftas especiales, impotar gas, etc. y que vendamos el petróleo. YPF tiene que ser una empresa sociedad del Estado, no una Sociedad Anónima con inversión de capitales extranjeros y con acuerdos con Chevron. Cualquier país de la región (Venezuela, Cuba, Peru, Uruguay, etc.) tienen políticas de defensa de su patrimonio nacional y de plena soberanía.”

“Habría que cambiar el modelo extractivo exportador que existe en Argentina, un modelo que se ha profundizado y genera consecuencias contra la propia vida de los Argentinos, porque se está desarrollando el monocultivo de soja, los agrotóxicos, la megaminería ahora el fracking.”