|

PLEBISCITO EN LAS VILLAS DE LA CAPITAL FEDERAL

Más de 55 mil vecinos de las villas de la Ciudad de Buenos Aires participaron de un plebiscito organizado por la Corriente Villera Independiente. La consulta tuvo como punto central los temas que hacen a la infraestructura y las condiciones de hábitat en los asentamientos donde viven. La urbanización fue lo más aclamado.
Los fines de semana del 28 y 29 de septiembre, 4 y 5 y 12 y 13 de octubre se realizó la primer Consulta Popular Villera en todas las Villas de la Ciudad de Buenos Aires. Fue organizada por la Corriente Villera Independiente que, según se autodefine, “es una herramienta de lucha de los barrios decididos a terminar con los malos gobiernos. Una de nuestras primeras aspiraciones es trabajar y luchar por la urbanización con radicación de las villas”.
Los resultados fueron los siguientes:
Villa 31: 16.631 Votos
Villa 21 – 24: 10.090 Votos
Villa 1.11.14: 9.345 Votos
Villa 20: 8.170 Votos
Barrio Rivadavia: 3.391 Votos
Ciudad Oculta: 1.750 Votos
Playón de Fraga: 1.104 Votos
Cildañez: 1.080 Votos
Carrillo: 1050 Votos
Piletones: 980 Votos
Fátima: 850 Votos
Zavaleta: 558 Votos
Asentamiento Constitución: 551 Votos
La Carbonilla: 550 Votos
Villa Hollywood: 40
Total de Votos: 56140 Votos

Esta consulta fue llevada adelante por vecinos de todas las villas de la ciudad. La consulta ratifica la tan deseada urbanización con radicación, pero además invita a reflexionar sobre el tipo de construcción que propone la Corriente Villera, ya que estimula a participar activamente en la vida política, de forma directa y no delegativa. “Estamos hartos de dejar en pocas manos nuestra representación y que los que nos dicen representar hagan lo contrario a nuestros intereses, por eso elegimos consultar a todos y todas para poner el cuerpo y proponer otra forma de hacer política” afirmó Rufina Mamani, vecina de la Villa 1.11.14 del Bajo Flores.
Ahora proponen un acampe frente al Instituto de la Vivienda del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires para el 14 de Noviembre, donde llevarán los resultados para intentar que el gobierno porteño discuta la urbanización definitiva de las villas.
Además llevarán el pliego votado por todos a la justicia para que se revise el incumplimiento del proceso de regulación de los asentamientos y barrios más pobres de la capital.

Solicitan que reabra la discusión sobre el presupuesto porteño y que cada barrio u asentamiento cuente con un presupuesto propio que sea manejado y controlado por los propios vecinos. Quieren discutir una política de viviendas y alquileres para la Capital Federal que contemple las necesidades de los más necesitados. Elegirán un cuerpo de delegados por manzana en cada villa, con consejos locales que lleven adelante la política de cada barrio, para aumentar el grado de discusión y participación de los vecinos.