|

Presentarán un proyecto de ley para hacer un Polo Cultural en Balvanera

Impulsado por los vecinos y con apoyo de la presidenta de la Junta Comunal 3 Silvia Collin y el diputado por Evolución Marcelo Guouman, se presentará en la Legislatura una iniciativa para crear un Distrito Cultural, Educativo y Deportivo en donde hoy se ubica el “Polo Falopero”. Por Ximena González.

El jueves 24 de febrero, en una reunión de la que participaron Alberto Aguilera, integrante de la Red de Vecinos Manzana 66, Silvia Collin y Marcelo Guouman se acordó avanzar con la presentación de un proyecto de ley para crear un espacio con diversas actividades, sean con o sin fines de lucro, en el polígono delimitado por las Avenidas Belgrano, Jujuy, Rivadavia y la calle Sánchez de Loria.

Los objetivos de la iniciativa son facilitar el acceso a la cultura, la educación y el deporte a la ciudadanía, impulsar la generación de empleos, potenciar la generación de valor agregado para el fortalecimiento de la economía de la Ciudad, revalorizar el territorio por medio de obras que garanticen la recuperación y protección del espacio público; y principalmente mejorar la calidad de vida de las personas que habitan allí.

“El lugar va a estar marcado en lo que actualmente es el Polo Falopero, donde tenemos una gran cantidad de escuelas, una universidad, hay incluso unos frescos de Berni y el Teatro Luisa Vehil. Lo que buscamos con esto es desarrollar el lugar y que la gente pueda circular mejor. Es una zona en la que por muchísimos años se vendió droga, hay locales abandonados hace muchísimo tiempo no por la situación económica sino por la inseguridad y lo que queremos hacer es promover que se alquilen, que se pinten algunos frentes, que se pongan algunos carteles, que se ilumine más. Ya se arreglaron algunas veredas y se plantaron árboles”, le contó Alberto Aguilera a Abran Paso.

El proyecto también prevé políticas de fomento para aquellas personas humanas o jurídicas cuyas actividades estén relacionadas con el entretenimiento, la recreación, la cultura, el culto o la educación. Estas deben inscribirse en el Registro Único de Beneficiarios, para lo que deben acreditar la localización en el área demarcada, que las acciones promovidas se desarrollen allí y que no se tengan deudas tributarias.

Mientras estén incluídos en ese registro y cumplan con todas las obligaciones impositivas locales y nacionales, los beneficiarios quedarían exentos de diversos impuestos para los comercios, como Ingresos Brutos y ABL, hasta el 31 de enero de 2029. Además, pretenden que el Banco de la Ciudad implemente líneas de créditos para financiar la compra de inmuebles, realización de construcciones, mudanzas, reciclado y acondicionamiento de edificios y equipamiento; y la adquisición de primera vivienda única familiar por parte de los empleados en relación de dependencia, docentes y estudiantes, de beneficiarios, siempre que la casa se encuentre ubicada dentro del territorio.

“Esta es un área donde históricamente se vendió droga. Entonces lo que ganamos con esto es recuperar 24 manzanas, tratar de mejorar la zona y que la gente pueda salir a la calle más tranquila. Nuestra intención también es favorecer al teatro Luisa Vehil, que entre en el circuito cultural de la comuna. Es un teatro que ayuda mucho a los vecinos y que nosotros queremos que se salve y que participe del trabajo del barrio”, manifestó Alberto.

En esta línea, entre los fundamentos del escrito que se presentará en la Legislatura porteña se sostiene: “Este proyecto no es ni más ni menos que la transformación de una circunscripción con la creación de un polo opuesto. Queremos cambiar el Polo Falopero por el Polo Cultural, Educativo y Deportivo y para esto proponemos la creación de un nuevo Distrito en la Ciudad. Uno pensado en fortalecer las actividades sociales, culturales y económicas de una zona hoy totalmente degradada”.