|

Proyecto de ley para prevenir el ciberacoso sexual a menores.

El diputado de la Ciudad de Buenos Aires Javier Gentilini presentó un proyecto de ley para prevenir el ciberacoso sexual a menores.

El ciberacoso sexual a menores (grooming) consiste en la acción de un adulto que engaña a un niño a través de medios electrónicos, con el fin de obtener material erótico o, en el peor de los casos, acceder a un encuentro físico para concretar un abuso.

En general, el adulto se hace pasar por un niño o niña en un chat o red social, del que se hace “amigo”. Después solicita datos personales o información privada, como las relaciones e historias en el colegio, amores y la clave del e-mail. También puede apelar al envío de un programa con algún tipo de virus que le posibilite acceder a las contraseñas de las redes del niño. Puede, asimismo, obtener las claves usando la información obtenida como su color favorito, fecha de cumpleaños, segundo nombre o lugar de vacaciones. Por ello, es importe que los chicos aprendan a tener claves seguras (combinación de palabras y números).

El ciberacoso son acciones deliberadas emprendidas por un adulto con el objetivo de ganarse la amistad de un menor de edad, generar una conexión emocional, disminuir las inhibiciones del niño y, así finalmente, poder abusar sexualmente de él.

Es importante generar conciencia en los adultos respecto del  riesgo que existe para los menores en Internet y en las redes sociales, a fin que los adultos hablen del tema con los niños para que estén advertidos.

El proyecto del legislador Javier Gentilini intenta establecer un mecanismo que despierte en los adultos responsables la necesidad de obtener información y reconocer el problema, para luego, llevar adelante acciones concretas de prevención.

Por su parte, la Asociación Civil MAMÁ EN LÍNEA, se encuentra desde hace tiempo realizando la campaña nacional “Prevení el Grooming” y ha desarrollado una aplicación gratuita para teléfonos smartphone denominada “EMMA”. El objetivo de esta aplicación es difundir información para prevenir este flagelo que aumenta día a día en Argentina.

El dispositivo cuenta con una función muy importante que permite canalizar en forma directa mediante un llamado telefónico las denuncias a la línea gratuita 0800 – 222- 1717, agilizando la comunicación y detección de los casos, y así permitir actuar en tiempo y forma frente a la consumación de un delito penado por la legislación nacional.