|

Puesteros por la clausura

Se clausuró la Feria de La Estación ubicada en la zona de Constitución, a metros de la Plaza, a partir de la denuncia de 26 feriantes, quienes denunciaron a los dueños del predio por robo de su mercadería y el funcionamiento del lugar sin habilitación.

La suma de un acampe de puesteros más un operativo policial con tanques hidrantes y el cuerpo de infantería debería dar como resultado el título “Nuevo desalojo de Manteros”. Pero la ecuación que rige en los barrios de la Ciudad de Buenos Aires en el arranque de 2017 no se verificó en la madrugada de Plaza Constitución.

Está vez los acampantes fueron los que denunciaron y el operativo se llevó adelante para hacer efectiva la denuncia que trabajadores inmigrantes realizaron contra los dueños del Paseo La Estación por el delito de hurto de su mercadería y por abrir el predio pese a que la justicia había dispuesto su clausura.

La Fiscaliza de la Ciudad realizó esta mañana una nueva clausura judicial en el Paseo La Estación, ubicado en las calles Lima, Brasil y Salta,  al comprobar que se había violada una clausura administrativa impuesta por la Dirección de Fiscalización y Control del Gobierno de la Ciudad por no tener la habilitación correspondiente dado que el lugar presentaba graves problemas de seguridad.

La Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas N° 29, a cargo del fiscal Martín López Zavaleta ordenó a la Policía de la Ciudad garantizar la clausura e investigar la responsabilidad de Crizell SA –firma que explota comercialmente el Paseo La Estación- y la de su apoderada Ana María Martínez por abrir el centro comercial sin la autorización correspondiente.

Los efectivos se llegaron hasta el lugar para hacer efectivo la clausura dispuesta y garantizar que no se viole nuevamente la disposición en los tres accesos que tiene el Paseo por las calles Lima, Brasil y Salta.

“Queremos que la empresa Crizell reconozcan la perdida de nuestra mercadería y que nos devuelvan nuestra fuente de trabajo” dice Susan una de las feriantes que llevó adelante la denuncia y que, desde hace meses, participa de un acampe para exigir que se cumpla con sus demandas.

Susan nació en Ghana y llegó a Buenos Aires hace 18 años, se recibió de azafata y cuando tenía todo listo para ingresar a trabajar a una aerolínea, la demora en los trámites para obtener la nacionalidad se lo impidió.

“Hicimos muchas denuncias en Comisarías y Fiscalías. También realizamos una denuncia por el robo de la mercadería que se tramita en el Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N° 8. Para subsistir tratamos de luchar, algunos vecinos nos traen comida y además intentamos vender gaseosas, aunque es complicado vender en la calle” comenta con preocupación Susan.

De acuerdo a lo dispuesto por la Fiscalía, el Paseo de la Estación se mantendrá clausurado hasta que tenga la habilitación correspondiente otorgada por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.