|

Rechazo a tratar el shopping en Caballito

El proyecto que iba a permitir la construcción de un centro comercial en los terrenos linderos del Club Ferro Carril Oeste, y que fue enviado a la Legislatura Porteña por el Jefe de Gobierno, Mauricio Macri, no pudo conseguir los 31 votos necesarios para su aprobación. El integrante de Proto Comunas Caballito Gustavo Desplats celebró lo ocurrido: “No puedo ocultar lo contentos que estamos; ya es la cuarta vez que lo hemos detenido. Nos llena de alegría haber podido, modestamente, torcerle el brazo a grupos poderosos como IRSA y el macrismo”.
“La principal razón por la que esta idea no logra la mayoría es la presión de los vecinos y sus organizaciones. Le hemos dado una buena demostración a los diputados de la oposición sobre que este proyecto es dañino para los vecinos de la manera que está encarado”, aseguró el activista en una entrevista realizada por la radio Frecuencia Zero.
“Logramos que este emprendimiento regrese a la Comisión de Planeamiento Urbano de la Legislatura para rehacerlo todo de nuevo pero con participación vecinal, un estudio de impacto ambiental y que esté acompañado de un estudio dominial del terreno para saber si la empresa es realmente la propietaria legal de esos terrenos o hubo algún tema incorrecto en los distintos pases de manos que tuvo: del Estado a Ferro, y después de ahí a dos empresas más”, analizó Desplats en el programa Contragolpe.“Un estudio de impacto ambiental y de flujo de tránsito y de transporte creemos que no aprobarían el proyecto así como está”, agregó.
“En caso de que algo así se presente de nuevo, la Junta Comunal y el Consejo Consultivo Comunal de la Comuna 6 tienen que actuar con el consentimiento y el apoyo de los vecinos del barrio y no al revés”, pidió el miembro de Proto Comunas.
“No puede volver a haber un proyecto así en la Legislatura sin consenso y apoyo vecinal, sin los estudios correspondientes, porque estamos seguros que si están bien realizados va a comprobar las limitaciones en la provisión de corriente eléctrica y gas; y las de agua y cloacas, que ya están confirmadas con el Decreto de la Ciudad de Buenos Aires 220/07 y el Convenio 04/07 firmado entre Aysa y el Gobierno Porteño en enero de 2007, que nunca fueron cumplidos”, relató el entrevistado, quien recordó que “debían instalar 300 kilómetros de cañerías, en algunos casos maestras y troncales,por la deficiente situación de esos dos servicios en los barrios de Palermo, Caballito, Villa Urquiza, Villa Pueyrredón y Coghlan.”
“En el nuestro al menos, estas obras nunca se han hecho y la construcción de un centro comercial tal cual se había planteado, sin haberlas hecho ponía en riesgo de colapso estos sistemas y ni que hablar del eléctrico, ya que este emprendimiento iba a consumir lo mismo que 80 cuadras de Caballito”, señaló Desplats. “Nosotros estamos con cortes casi diarios, sobre todo en verano. Con un tendido eléctrico en esta situación es imposible”, añadió.
“Los vecinos nos merecemos disfrutar de nuestra vida pudiendo bañarnos a la hora que queramos y no sólo cuando hay agua, y con la tranquilidad de poder seguir disfrutando de un barrio más o menos normal más allá de la gran concentración y de la gran especulación inmobiliaria que se ha apoderado de nuestro territorio en los últimos diez años”, reflexionó el de Proto Comunas.“Quiero agradecerles a todos los medios, especialmente a los barriales y comunitarios que fueron los que más nos apoyaron para hacer público nuestro reclamo”, concluyó.