|

Reconocen a las villas porteñas en los mapas oficiales

Esta decisión del Gobierno porteño implica una equiparación simbólica de los asentamientos al resto de los barrios de la Ciudad. Pablo Vitale, coordinador de Área de Derecho a la Ciudad de la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia, consideró que el hecho puede servir como impulso en la pelea por la urbanización de esos espacios.

Pese a que son los territorios de la Ciudad que crecieron con mayor dinamismo en los últimos años, albergando a casi 300 mil habitantes, las villas y asentamientos porteños aparecían en los mapas como zonas baldías y despobladas.

Esta situación fue revertida por el Gobierno de la Ciudad esta semana, quien incorporó 36 villas y asentamientos al mapa interactivo de Buenos Aires. De esta manera, a partir de ahora se pueden visualizar calles y manzanas, es decir, los distintos sectores que conforman los barrios que hasta ahora en los mapas aparecían como un espacio gris o verde, como si no hubiese nada población. “Este es un primer paso, insuficiente pero imprescindible, para avanzar en políticas públicas que permitan revertir la segregación urbana y mejorar la calidad de vida de los habitantes de las villas y asentamientos” aseguró la Asociación Civil por la Igualdad y la Justicia. “Aún resta mucho por mejorar y que se haga pública y oficialice la información que completa la representación cartográfica de la ciudad constituye un paso que debe guardar coherencia con políticas de re-urbanización de villas como las que se disponen en la Constitución de la Ciudad y en varias leyes desde 1998, y en las que se ha avanzado escasamente. Pero se ha dado un se ha dado un primer paso, importante” aseguran.

Esta organización hace tiempo, en alianza con Wingu y Avina, promueven la iniciativa “Caminos de la Villa”, un portal web en el que mapean las villas y asentamientos junto con sus vecinos y referentes, y de esta forma se pueden identificar y visibilizar la trama del barrio sobre las cartografías a través del monitoreo de obras y la denuncia de problemas en el acceso a servicios básicos e infraestructura. La plataforma cuenta con mapas detallados de las Villas 21-24, 20 y Piletones, Barrio Fátima y el NHT Zavaleta, y estamos avanzando en la inclusión de todas las villas y asentamientos durante este año. Este proyecto es parte de las actividades que ACIJ promueve para que las villas dejen de recibir un tratamiento diferenciado y deficitario por parte del Estado.

“No podemos decir con certeza que esta decisión del Gobierno porteño sea el prólogo de una transformación de fondo de la situación de villas y asentamientos”, asegura Pablo Vitale, Coordinador de Área de Derecho a la Ciudad de ACIJ, “pero al menos se ha dado un paso en el reconocimiento simbólico que implica incorporar las villas a la cartografía de la Ciudad” aunque advierte que no le consta que esto se homologue en toda la cartografía oficial de la Ciudad y hace una salvedad:
incorpora las villas pero no incorpora los asentamientos mas nuevos que estan en los bordes de vías de trenes y debajo de autopistas ya que no se consideran urbanizables. “Esos espacios están señalados sin el reconocimiento de su trama” asegura.

-¿Esta decisión brinda respaldo a los vecinos para seguir peleando por la urbanización?
-Esperamos que sea así -se entusiasma Vitale- Porque la pelea que llevan los vecinos hace años que tiene resultados parciales queremos que se traduzca en una solución de fondo y definitiva que es la urbanización integral y la provisión de servicios de infraestructura como rige en el resto de la Ciudad, siendo barrios que existen hace muchísimo tiempo y que incrementaron mucho su población en los últimos años. Sobre todo porque no hay alternativas habitacionales para los sectores populares que es responsabilidad del Estado de la Ciudad y el nacional, que está garantizado en la Constitución. Esperamos que este primer pasito simbólico que venimos impulsando desde una plataforma que se llama caminos de la Villa sea un prólogo a una mejora definitiva de estos barrios.