|

Se realizó una reunión para dialogar sobre el futuro del Teatro Luisa Vehil

Su director, Rubén Hernández Miranda, e integrantes de la Red de Vecinos Manzana 66 se encontraron con la presidenta de la Junta Comunal, Silvia Collin, para pensar acciones que mejoren las condiciones del centro cultural y social.

Su director, Rubén Hernández Miranda, e integrantes de la Red de Vecinos Manzana 66 se encontraron con la presidenta de la Junta Comunal, Silvia Collin, para pensar acciones que mejoren las condiciones del centro cultural y social.

En una recorrida al Teatro Luisa Vehil, ubicado en la Avenida Hipólito Yrigoyen 3133 (Balvanera, Comuna 3), Rubén Hernández Miranda y Alberto Aguilera de Manzana 66 le mostraron a Silvia Collin la cantidad de cursos y obras que ahí se presentan, la historia cultural y las actividades sociales que realizan; y luego debatieron las medidas a tomar para ayudar al espacio. Entre ellas, le pidieron que se pongan las estrellas correspondientes a Luisa Vehil, Isabel Damico, Carlos Carella y Marechal; se aumente la iluminación de las calles de los alrededores y se mejoren algunas dificultades edilicias.

“Silvia está tan convencida como nosotros que necesitamos cambiar el Polo Falopero por un circuito cultural”, manifestó en su cuenta de Facebook la red de vecinos. Por su parte, Rubén expresó que fue una muy buena reunión, y que la presidenta comunal se mostró a disposición en cuanto a las problemáticas que plantearon. “Le contamos nuestra lucha de estos 13 años como asociación civil y además, los 31 años que lleva de existencia en el barrio. Pudo comprender lo importante que es para Balvanera que el teatro siga existiendo y siga desarrollando la labor teatral y social que realiza a través de los cursos, seminarios y talleres de oficios (restauración de muebles, escritura escenográfica, técnica, iluminación, sonido). Así que espero que todo lo que charlamos y que acordamos que podíamos llegar a hacer juntos, se pueda llevar a cabo”, sostuvo.

El acuerdo entre las partes es que presidenta de la Junta debe terminar de conocer en qué instancia están las gestiones que viene realizando el teatro, y lo necesario para mejorar el lugar, desde pintura e iluminación hasta la seguridad del público y de los alumnos que asisten. Mientras, desde el centro cultural deben alcanzarle toda la documentación necesaria.

El director del Luisa Vehil destacó que están contentos por la actitud de la cabeza de comuna, quien tomó nota de todo y se mostró muy participativa. Y agregó que si bien reconoce que sus alcances pueden ser limitados y que es una decisión política, que se toma más fácilmente en posiciones superiores, “está bueno empezar”.

“Ella va a ir conociendo lo que necesita y lo que le está pasando a Balvanera, y la primera a la que uno tiene que acudir es a ella. Lo que tenemos que hacer ahora, junto con los vecinos, que son los que realmente transitan y viven el barrio, es exigir y pedir lo que se tiene que cumplir, porque hay cosas que se pueden resolver y no necesitan de grandes presupuestos, sino de una decisión. Yo creo que a las decisiones hay que ayudarlas a que sucedan. Si nos quedamos a esperar que las cosas pasen, no van a pasar. Esta labor, esta lucha, tanto de los vecinos como de las instituciones y de las asociaciones, es salir a pedir y a exigir, si es un bien común”, aseguró.

Rubén afirma que uno de sus principales errores fue esperar y ser pacientes, y por eso sostiene que deben moverse de manera urgente. “Balvanera está atravesando un momento crítico y yo creo que ha sido un barrio totalmente olvidado. Si no es por los vecinos que accionan y por las organizaciones e instituciones, acá no ocurre nada. Entonces, me parece que es vital arremangarse y ponerse a trabajar ya, no hay tiempo”, concluyó.