|

Transfieren inmuebles al Arzobispado de Buenos Aires

La Legislatura de la ciudad de Buenos Aires decidió desafectar del dominio público varios inmuebles y declararlos innecesarios para la gestión del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, disponiendo la transferencia de los mismos al Arzobispado de Buenos Aires.

Teniendo en cuenta dicha decisión, el Instituto de Vivienda realizará la transferencia de dominio de los inmuebles, a título gratuito y a favor del Arzobispado de Buenos Aires. Muchos de los inmuebles en cuestión datan de muchos años de antigüedad  y algunos de ellos hasta son centenarios. Los mismos fueron construidos específicamente para el culto y la educación con fondos del Arzobispado o donaciones de privados. En los inmuebles aludidos la mencionada comunidad religiosa viene realizando desde hace tiempo diversas actividades con fines educativos y/o religiosos.

Por otra parte, se propicia otorgar un permiso de uso precario y gratuito al Arzobispado, respecto de la Parroquia Santuario San Lucas, ubicada en el centro de la Plaza Dr. Bernardo Houssay, delimitada por las calles Paraguay, Av. Córdoba, Presidente Uriburu y Junín, y de la Capilla San Luis Rey sita en Bavio y Monroe en el barrio de Belgrano.

Todos los gastos que se devenguen por los actos de transferencia, escrituración e inscripción de los inmuebles, incluyendo los honorarios del escribano interviniente, quedan a cargo del Arzobispado de Buenos Aires.

La norma obtuvo aprobación inicial, en general, con 47 votos positivos, 4 negativos y 3 abstenciones.

A la salida de la sesión, la diputada María Rachid afirmó: “Nosotros consideramos que esto es inconstitucional, que va en contra del principio de Estado Laico que tiene nuestra Constitución en la Ciudad de Buenos Aires, además se lo cedemos a una institución que está en contra de los valores y principios de las porteñas, entre ellos el uso de preservativos para evitar enfermedades de transmisión sexual, el uso de anticonceptivos para prevenir embarazos no deseados, los derechos de las familias de personas del mismo sexo, los derechos de sexuales y reproductivos de la mujeres y muchos otros. Esta institución se encarga de condenar activamente incluso a quienes defienden estos valores. Vamos a seguir trabajando para que no se le dé aprobación definitiva en esta legislatura”

Una opinión opuesta emitió la diputada Victoria Morales Gorleri, quien expresó su satisfacción por la aprobación del proyecto y rechazó los planteos de la diputada Rachid al considerar que “Se metieron con el pensamiento de un credo en particular y no es lo que estábamos tratando. Son predios que están siendo utilizados por las parroquias con fines sociales de diverso tipo como educativos, recuperación de adicciones. Permanentemente se les hacían sesiones de uso precario por 20 años, pero siempre se renovaban porque evidentemente son lugares insertos en la sociedad donde hay un reconocimiento, donde hay un trabajo comunitario de mucho tiempo, de mucha profundidad en el trabajo social que realizan”.