|

Tras el vandalismo, homenaje con mural y placa en la Estación Walsh a 45 años de su desaparición en San Cristóbal

Ambas piezas se descubrieron en el hall de la estación de la Línea E de subtes durante una actividad organizada por el Sindicato de Prensa de Buenos Aires y la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro. Además, se repudió un hecho de vandalismo que protagonizaron militantes de Jóvenes Republicanos en el Día de la Memoria. Por Juan Manuel Castro.

Este viernes al mediodía el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) y la Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y el Premetro (AGTSyP) inauguraron un mural en el hall de la Estación Entre Ríos – Rodolfo Walsh de la Línea E de subtes, en el cruce de San Juan y Entre Ríos del barrio de San Cristóbal, en homenaje al escritor y militante popular detenido y desaparecido hace 45 años, el 25 de marzo de 1977, sobre esa misma esquina en el marco de la difusión de su célebre “Carta de un escritor a la Junta Militar”.

El mural fue hecho por Mariano García y Nancy González, del grupo Almas en el viento. “Ofrecieron generosamente su tiempo y vocación”, celebraron en el SiPreBA. Al lado de esta pieza, la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación (Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación) descubrió una placa conmemorativa, la cual está encabezada por un célebre pasaje de la Carta: “Sin esperanza de ser escuchado, con la certeza de ser perseguido, pero fiel al compromiso que asumí hace mucho tiempo de dar testimonio en momentos difíciles”.

El acto del viernes fue importante por el aniversario de la desaparición del periodista, pero además tuvo especial trascendencia porque la jornada anterior, el jueves 24 de marzo y Día de la Memoria, un grupo de militantes de Jóvenes Republicanos vandalizó la estación Entre Ríos – Rodolfo Walsh al colocar afiches con la consigna “Atención. Hay un asesino en la estación”.

Durante el acto se condenó esta actitud, que fue tildada de fascista y negacionista. 

De este modo, hablaron a los presentes Fiorella Mettetieri, nieta de Rodolfo Walsh; Agustín Lecchi, secretario general del SiPreBA; Hugo Yasky, secretario general de la Central de Trabajadores de la Argentina; Roberto Pianelli, secretario general de la AGTSyP; Horacio Pietragalla Corti, secretario de Derechos Humanos de la Nación.

Fiorella inició: “Conocí a Rodolfo gracias a personas como ustedes que mantienen viva la memora de nuestros compañeros y compañeras. Mi lugar como nieta es agradecer. Hoy y siempre honrar la memoria de las personas que lucharon por un país más justo, que denunciaron las violaciones a los derechos humanos”.

Más tarde, Lecchi dijo: “Estamos para homenajear la vida de Walsh, su trayectoria militante y seguir con sus sueños. Seguir diciéndoles a los fachos que no pasarán, que Nunca Más y que son 30.000”.

Destacó que Walsh además de ser un destacado literato, periodista y pensador, fue un partícipe de la actividad gremial de su época: “Construyó junto al resto de organizaciones sindicales”.

Después hizo uso de la palabra Roberto “Beto” Pianelli. Recordó que años atrás los Metrodelegados impulsaron, junto a la familia del escritor, una campaña para que la Estación Entre Ríos también se llame Rodolfo Walsh. La Legislatura porteña aprobó la Ley correspondiente en 2013.

“Nosotros somos simples continuadores de sus luchas, es importante la recuperación de los símbolos y de los lugares, porque la derecha busca terminar con la memoria”, afirmó y sumó: “En ese momento, con el cambio de nombre, pensamos en recuperar la memoria histórica, que todos los que pasen por acá se pregunten quién era Rodolfo. Que este nombre, cuando te pregunten, sea digno de conocerlo, y no como muchos otros en la Ciudad de Buenos Aires que son dignos de asco”.

Citó el caso de la Estación Ministro Carranza de la Línea D de subtes. Dijo que alude a una figura que “atentó contra Perón” y que en ese hecho bomba mediante murieron varios trabajadores, incluso algunos del subte. “Es un contrasentido para los trabajadores del subte que una estación lleve ese nombre”, dijo.

Aseguró que promueven el cambio y que incluso el nieto de Carranza trabaja en el subte y brega por ello. 

También se refirió a la vandalización por parte de Jóvenes Republicanos: “Me hizo muy mal, lo que intentan es robar la memoria. Es parte de la pelea cultural. Nosotros tenemos que decir abiertamente que Walsh fue un intelectual, pero fundamentalmente fue una persona de la clase trabajadora”. 

En tanto, Yasky destacó: “Este es un acto de dignidad, que nos devuelve a los trabajadores y trabajadoras el nombre de uno de nuestros grandes luchadores, como fue Walsh. Qué bueno que estén los gremios en esto”.

Celebró la “marea humana” que fue “como un encuentro de distintas generaciones y con las mismas convicciones”, en alusión a la marcha a Plaza de Mayo en el Día de la Memoria.

“Cuando uno ve esa marea en la calle siente que por más que la case dominante nos golpee, no van a lograr dominarnos”, enfatizó.

Para el final, se expresó Pietragalla Corti: “En esta fecha donde reivindicamos a los 30.000, donde reivindicamos a nuestros seres queridos, vengo diciéndolo constantemente que el mejor homenaje que le podemos hacer a cada uno de ellos es ir a la esencia de ese militante político de los setenta”.

Sobre Walsh destacó: “Luchó y entregó en el marco de resistencia el patrimonio más grande que tiene el ser humano por el otro que es la propia vida”.

Dijo que la dictadura dejó “dolores estructurales en la democracia” más allá de los duelos personales para las familias de los desaparecidos y asesinados. 

Ante el caso de vandalismo en la estación dijo que la derecha apela a nuevos lenguajes, pero que se defienden siempre los mismos intereses, los de clases dominantes. Y que se busca desdibujar la memoria del pueblo trabajador.

Dijo que sería apropiado pensar leyes para penar el negoacionismo, tal como existe en otros lugares. Añadió que al menos en un primer momento sería indicado para representantes de los tres poderes del Estado.

Con todas las exposiciones de la jornada concretadas, luego se procedió a descubrir la placa de la Secretaría de Derechos Humanos y después el mural.

“Rodolfo Walsh, presente ahora y siempre”, gritó al unísono la multitud presente y con un fuerte aplauso y foto grupal se cerró esta emotiva jornada en el barrio de San Cristóbal.