|

Desafíos y pasión: un carnaval en medio de recortes (podcast 🎧 y nota ✍️)

Conversamos con Mati, director del Centro Murga Magia Murguera de San Cristóbal sobre la reducción de los corsos impulsada por el Gobierno de la Ciudad y el proyecto de la diputada porteña Rebeca Fleitas para quitar financiamiento a los carnavales en los barrios. Por Martín Bustamante.

En medio de la vibrante energía de los barrios Balvanera y San Cristóbal, las murgas enfrentaron desafíos significativos durante el último Carnaval. Hablamos con Mati, director de “Magia Murguera”, para obtener una visión más profunda de cómo las recientes decisiones gubernamentales afectaron esta rica expresión cultural.

El Carnaval, una celebración arraigada en la identidad porteña, sufrió un impacto notable en San Cristóbal y en todos los barrios de la Ciudad de Buenos Aires. Mati, murguero experimentado, compartió sus reflexiones sobre el recorte de los corsos y el difícil escenario al que se enfrentan las murgas.

Recorte y Desilusión

Según Mati, este año experimentaron un drástico recorte en los corsos oficiales, pasando de 13 salidas oficiales el año pasado a tan solo seis en esta temporada. La reducción significativa en la cantidad de corsos autorizados por el Gobierno de la Ciudad generó desilusión entre los participantes, quienes dedican tiempo y esfuerzo durante todo el año para prepararse.

Además, Mati le respondió a la legisladora Rebeca Fleitas, quien presentó un proyecto para derogar las normas sobre el Carnaval porteño, destacó la importancia de analizar detenidamente el presupuesto asignado y cuestionó la veracidad de la información presentada por la legisladora.

Pasión y Resistencia

A pesar de los desafíos, Mati enfatizó la pasión y el compromiso de las murgas. Explicó cómo las murgas no solo generan alegría en la comunidad, sino que también actúan como espacios de inclusión y solidaridad. Ante la incertidumbre, las murgas continúan luchando por preservar esta expresión cultural única.

Mati concluyó expresando su esperanza de revertir la situación y restaurar la vitalidad de los corsos barriales. Hizo un llamado a la comunidad a apoyar las murgas y a comprender la importancia de esta festividad para la identidad local.

En medio de la incertidumbre, las murgas de San Cristóbal y otros barrios de la Ciudad de Buenos Aires se mantienen firmes, resistiendo los recortes y luchando por preservar una tradición arraigada en la esencia misma de la cultura porteña.