|

La Ciudad designó a las nuevas autoridades judiciales

El legislador porteño por el PRO, Martín Ocampo, aseguró que en la mayoría de los cargos votados existió un consenso con el resto de los bloques opositores. En ese sentido, resaltó que los criterios de selección propician el acuerdo partidario.
Ocampo informó que ayer se completaron los cargos que se crearon en 2009. Luego de un proceso de selección en el Consejo de la Magistratura, el consejo reenvió los pliegos a la Legislatura, que aprobó cargos de jueces contenciosos administrativos, de fiscales y de defensores.
El legislador, quien preside la Comisión de Justicia de la Legislatura, expuso en contacto con el programa Código de Barras que “los que se postulan van a un concurso público y abierto. En algunos cargos hubo hasta 900 concursantes. El concurso consiste en un examen que tiene jurados de la Universidad de Buenos Aires, la Legislatura y el Consejo de la Magistratura, de forma de darle mayor garantía a los participantes. También se evalúan los antecedentes de los postulantes. Se piden informes relacionados a su situación procesal por algún delito. Por último se les toma un examen en el Consejo de la Magistratura. Una vez terminado este proceso, el Consejo elige quiénes son los postulantes que van a cada uno de esos cargos y envía la lista a la Legislatura, que convoca a una Audiencia Pública, y luego en el recinto se aprueban o no. Si en sesenta días no se tratan, se cae el proyecto”, contó Ocampo.
En este sentido, el diputado oficialista manifestó que en la mayoría de los casos se alcanzó un acuerdo entre todos los bloques: “Estamos hablando de 56 candidatos. En tres no hubo un acuerdo total, sobre los cuales algunos bloques tomaron una posición política que para mí está errada. Todos los candidatos estaban sujetos a la Ley. Algunos legisladores no apoyaron a algunos de los candidatos porque tuvieron algún tipo de fallos polémicos, aunque siempre estando acorde a las leyes. Los legisladores debieran evaluar la calidad, si se quiere moral del candidato, y sus antecedentes, y escuchar a los vecinos que quieran expresarse en las audiencias públicas”, indicó Ocampo.
El Poder Judicial de la Ciudad es el único que tiene todos sus cargos designados por concursos. “Hay procesos transparentes, y hay pocas posibilidades de que las políticas partidarias se involucren en el Consejo de la Magistratura. A nivel nacional, el proceso es muy distinto, porque interviene el Poder Ejecutivo, que tiene representantes en el consejo, pero también tiene participación por una terna que elige el propio Gobierno nacional, que luego lo envía al Senado, a diferencia de lo que ocurre en la Capital Federal, donde el Jefe de Gobierno no interviene en ningún momento”, dijo el legislador porteño del PRO. “Cuando la ciudad creó su constitución, intentó no replicar los inconvenientes que se generaron en el Consejo de la Magistratura nacional”, agregó.
Trabajo legislativo. Por otra parte, Ocampo se refirió a cómo se desarrollará el trabajo durante el año legislativo que comenzará mañana, cuando se inauguren las sesiones ordinarias. “Nosotros tenemos una vocación por dialogar. En la Legislatura nunca fuimos mayoría, a diferencia de lo que ocurre en el Congreso nacional. Todas las leyes que se sancionan en la Legislatura por iniciativa de Macri, se hacen con el apoyo de bloques opositores. A veces el Gobierno nacional tiene posiciones que no ayudan a mejorar el encuentro entre los diversos sectores de la política argentina”, remarcó.
Además, Ocampo sostuvo que el PRO es un espacio abierto “con capacidad para el disenso. Hay definiciones en las que el Ejecutivo no está de acuerdo y decide vetarla. Me parece que cuando se hace en el sano debate institucional, no genera ningún conflicto. Nosotros no somos levantamanos del Poder Ejecutivo de la Ciudad. Tenemos un compromiso, pero no nos deja ciegos de tener matices y diferencias. A veces los temas que se abordan en la Legislatura porteña son más instrumentales, que no tienen la relevancia que adoptan algunos debates de los que se dan en el Congreso”.
“Desconozco cuál será el contenido del discurso que dará mañana el jefe de Gobierno en la apertura de sesiones ordinarias. Supongo que Macri ya tendrá algunas ideas”, finalizó Ocampo.