|

No hubo quórum para debatir subsidios a las víctimas de Cromañón

En la Comisión de Derechos Humanos de la Legislatura Porteña se iba a debatir ayer el proyecto de ley de reparación integral a las víctimas de Cromañón. Los representantes del PRO y del MST no asistieron a la sesión y no hubo quórum. 

Nilda Gómez familiar de una de las víctimas de Cromañón y titular de la ONG “Familias por la vida” junto a un grupo de sobrevivientes estuvieron presentes en la sesión que se realizó en la Comisión el día de ayer donde no hubo quórum. “El proyecto tiene como fin la reparación histórica e integral de las víctimas. Darles a los jóvenes y a los padres la oportunidad de mejorar su calidad de vida y principalmente su salud. 25 padres murieron de cáncer en los últimos anos yesto se debe a la falta de prevención oncológica de una enfermedad que tiene que ver con el dolor y la ausencia”, enfatizó Gómez.
La sesión se pasó para el próximo martes y se aprobaría con los legisladores que estén en la Cámara, aquellos que voten en negativo podrían hacer caer el proyecto y la posibilidad de ser discutido. “Esta ley es perfectible, puede modificarse de ser necesario, esperamos contar con esa instancia de debate”, comento la representante de la ONG.
Tanto el MST como los asesores del Rabino Bergman participaron en la confección de este proyecto. Sin embargo, son los diputados Laura García Tuñón (Buenos Aires para Todos) y Juan Cabandie (Frente para la Victoria) los que al día de hoy lo sostienen. Allí se propone una asistencia en salud, educación y ayuda económica que incluye un subsidio vitalicio. Es en este último punto donde existen las mayores divergencias, para Bodart (diputado porteño por el MST) la ayuda económica debe ser transitoria, una herramienta que debe brindarles el Estado para su recuperación y reinserción social.
Los legisladores que forman parte de la Comisión y no bajaron a la sesión fueron: Alejandro Bodart (MST), Daniel Presti (PRO), Francisco Quintana (PRO), Daniel Lipovetzky (PRO), José Acevedo (PRO), el rabino Sergio Bergman (PRO), Rogelio Frigerio (PRO) y Roberto Quatromano (PRO). “Un número importante de legisladores (8) a los que no les interesa debatir sobre una reparación histórica”, aseguró Nilda Gómez.
“Estamos pidiendo que garanticen un seguimiento en la salud de los jóvenes, todavía hoy, hay chicos que escupen negro, chicos con ataques de pánico e intentos de suicidio, padres enfermos de cáncer. No hay un seguimiento, hay un abandono desde la salud que se profundiza cada vez más, convirtiéndose en algo crónico, como crónicas se van haciendo las enfermedades de los chicos y los padres”, sostiene la mama de Mariano Benítez (20), víctima de Cromañón.
En el Hospital Alvear se atiende a un grupo grande de víctimas de Cromañón, la psicóloga a cargo trabaja ad honorem desde 2005. A ocho años y medio de la tragedia, el directorio de la Institución le pidió que deje de hacerlo ya que para cumplir tareas ad honorem debe que presentarse a concurso, ganarlo y quedar como personal efectivo del hospital. El mismo problema tiene el grupo terapéutico a cargo de Margarita Fernández en el Hospital Dr. T. Álvarez.
“Este es un Estado ausente que provocó Cromañón e intenta olvidarse de las víctimas y no dar quórum para atender sus necesidades. Si el Estado no hubiera habilitado Cromañón hoy los chicos estarían junto a nosotros”, finalizó Nilda Gómez.