|

Estudiantes y docentes rechazan las prácticas en ámbitos laborales anunciadas por la Ciudad

Integrantes de la comunidad educativa de la Comuna 3 se mostraron en contra de las pasantías en compañías que deberán hacer los estudiantes del último año de los secundarios, según anunció el Gobierno porteño. Por Ximena González.
Foto. Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Integrantes de la comunidad educativa de la Comuna 3 se mostraron en contra de las pasantías en compañías que deberán hacer los estudiantes del último año de los secundarios, según anunció el Gobierno porteño. Por Ximena González.

El jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta, informó esta semana que el próximo año se comenzarán a implementar actividades pedagógicas obligatorias en empresas y organizaciones para alumnos del último año del secundario. Esta medida despertó opiniones diversas en los ámbitos educativos. Abran Paso dialogó con Raquel Papalardo, ex rectora del Mariano Acosta e integrante de la Mesa Promotora del Consejo Consultivo Comunal 3, e Isabella Spatola, coordinadora del turno mañana del Centro de Estudiantes del Mariano Acosta (CESMA), quienes rechazaron las prácticas.

“Es una salida más del marketing neoliberal que hace carne Rodríguez Larreta. Ellos ya intentaron aplicar la Secundaria del Futuro en CABA. Su propuesta es que hagan pasantías no rentadas en firmas. Pero hay algo muy importante y es que pierden un cuatrimestre de teoría, porque la idea es que los chicos de 5to año cursen un cuatrimestre y el otro lo hagan en industrias, con lo cual aquellos alumnos que quieren ingresar a la universidad pierden contenidos fundamentales. Me parece un verdadero desastre. Son los que hablan de que la educación está mal, los que la siguen destruyendo”, manifestó Raquel.

También explicó que cuando ella era vicedirectora hacían actividades pedagógicas pero que no eran obligatorias, eran a contraturno, es decir que no perdían horas de clase tradicionales, y eran rentadas. “Estas ayudaban al joven a completar su mirada sobre la orientación que estaba cursando. Por ejemplo, desde el biológico hemos hecho prácticas en la Facultad de Exactas, en la de Medicina, en el Museo de Ciencias Naturales del Parque Centenario, en el Hospital Ramos Mejia. Mirá qué diferencia con la propuesta que hace el jefe de Gobierno. El plan es claro: bajar el nivel educativo, qué los chicos ya no puedan ingresar a la universidad o sean pocos los que lo hagan y tener mano de obra barata en las empresas de sus amigos. Eso lo tengo clarísimo y creo que la gran mayoría de los docentes que están hoy en actividad opinan esto”, aseguró.

Isabella Spatola, por su parte, opinó que “es una locura” lo que se está haciendo y la manera en la que se lo está haciendo, ya que, según planteó, los alumnos se enteraron de la resolución de un día para el otro y nunca fueron consultados al respecto. “Nos enteramos que se planeó todo un proyecto a nuestras espaldas en el que para terminar la escuela vamos a tener que trabajar para los socios de Rodríguez Larreta cuando esos lugares podrían estar cubiertos tranquilamente por gente que de verdad necesita un trabajo, y no andar poniendo pibes de 17 y 18 años, que están estudiando, a trabajar en un lugar donde ni siquiera les van a pagar”, destacó.

Y afirmó que no es casualidad que esta disposición salga a fin de año, cuando terminó la cursada escolar y los jóvenes no tienen las mismas herramientas para repudiarlo como sí las tendrían durante el ciclo lectivo. De todas formas, enfatizó que van a repeler la iniciativa y que van a hacer todo lo posible para que no se ejecute, tal como lo hicieron hace cuatro años con la Secundaria del Futuro.